Justicia

MP investiga fraude por Q91.9 millones en dragado de puerto

El Ministerio Público (MP) investiga un posible fraude cometido por funcionarios de la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla (Empornac) y la firma Dragados Marinos, S.A., durante el gobierno del Partido Patriota, por  la ampliación de la dársena de  maniobras por un monto de Q91 millones 998 mil 950.

Por Manuel Hernández Mayén

La querella señala que no existen indicios de que se haya hecho un dragado en la dársena de maniobras. (Foto Prensa Libre: Tomada de Facebook)
La querella señala que no existen indicios de que se haya hecho un dragado en la dársena de maniobras. (Foto Prensa Libre: Tomada de Facebook)

Se sospecha que la empresa beneficiada no tiene la experiencia ni personal suficiente para ejecutar la obra, por lo que existe la incertidumbre de  si el proyecto fue ejecutado o no.

El proyecto se subió a Guatecompras el 31 de julio del 2014 y fue adjudicado  42 días después, el 11 de septiembre. No obstante, Dragados Marinos, S.A. se constituyó el  24 de julio de ese año.

La firma fue  constituida por el notario José Luis Taracena Reichert y comparecieron ante él  Víctor Raúl de Jesús Ruiz Estévez, como presidente del consejo de administración de la empresa Ruca, S.A., y Marvin Francisco Rivera Martínez, como administrador y representante legal de la firma Remanteq, S.A. Tiene un  capital autorizado de  Q50 millones dividido en cinco mil acciones con valor de Q10 mil cada una.

Carlos Mencos, titular de la Contraloría General de Cuentas (CGC), indicó que no podría hablar mucho del tema debido a que está bajo investigación. Sin embargo, señaló que por ser un tema muy especializado se solicitaron varios informes de batimetría —estudio para medir la profundidad del mar—   a la Empornac para determinar si era necesario o no hacer el mencionado proyecto.

“Se ha pedido toda la información relacionada con el estudio batimétrico previo y posterior al dragado, así como informes de la empresa que hizo el estudio, y se pidieron otros informes para comparar a las empresas que hayan hecho ese tipo de trabajo antes de este”, explicó Mencos.

El contralor señaló que existen varias dudas por la forma en que se adjudicó el proyecto debido a que la empresa fue constituida mes y medio antes de otorgarle el proyecto.

Prófugo de la justicia

Dragados Marinos, S.A., según publicaciones de otros medios, pertenece al  Grupo Interport, corporación que controla el movimiento de contenedores en Puerto Quetzal y en Empornac.

El grupo está ligado al suizo  Jürgen Widmer Probst, quien tiene orden de captura internacional, ya que está señalado en el caso Cooptación del Estado,  en el cual figuran como procesados los exgobernantes Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, exfuncionarios y empresarios, que se habrían beneficiado por medio de sobornos de proyectos con el Estado.

Viejo cliente

Widmer Probst, a través del Grupo Interport, ha recibido contratos en las empresas que lo integran por más de Q1 mil millones. Presta los servicios de grúa que remolca los barcos para que atraquen en Puerto Quetzal.

También tenía una empresa aérea que utilizaba la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), en la que viajaron en más de una docena de veces  Pérez Molina y Baldetti.

La patente de comercio de Dragados Marinos establece que puede prestar cualquier tipo de servicios en el ámbito de puertos, en especial ejecución de obras de dragado marino y construcción de obras e infraestructura marina, además de prestación de servicios y operación de cualquier tipo de equipo, ya sea en el ramo marítimo, portuario y conexos.

Empornac

Contratación  evidencia numerosos vicios

El contrato se firmó cuando la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla (Empornac) estaba intervenida por parte del Ejecutivo.

En ese momento estaba al frente de esa institución Erwin Fernando Guzmán Ovalle.

El proyecto tuvo un precio de Q91 millones 998 mil 950 y supuestamente el trabajo se realizó en seis semanas.

La empresa obtuvo punteo perfecto de 100 puntos, dividido en:  35 por precio; 30 por experiencia; 20 puntos por plazo de ejecución, y 15 por descripción de equipo.

A pesar de que se constituyó el 24 de julio del 2014 y se le adjudicó la obra el 11 de septiembre siguiente,  la junta de licitación señaló que se le dio el punteo en experiencia por cinco trabajos hechos en el extranjero y que cumplió con los pases de ley.

Con relación al  equipo, la firma cumplió con las más altas características y especificaciones técnicas.

El contrato se otorgó durante la administración del  Partido Patriota.