Justicia

Jefa de clica purgará 41 años de prisión por asesinato y extorsión

Tribunal Primero A de Mayor Riesgo condenó este martes a Sandra Erlinda Ponciano Ichich, alias La Choca a  purgar 41 años de prisión por los delitos de extorsión, asociación ilícita y asesinato.

Por Jerson Ramos y Edwin Pitán

El MP también vincula a Ponciano Ichich con un reo de alta peligrosidad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El MP también vincula a Ponciano Ichich con un reo de alta peligrosidad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El Ministerio Público pidió este 66 años de prisión en contra de Ponciano Ichich, acusada de haber dirigido asesinatos y extorsiones en la zona 18 capitalina.

Los jueces resolvieron que la mujer debe purgar en la cárcel ocho años por el delito de extorsión, ocho más por asociación ilícita y 25 años por el delito de asesinato.

De acuerdo con el MP, Ponciano Ichich habría dirigido las actividades delictivas de la estructura criminal Master Dance Rap (MDR), una célula de la pandilla del Barrio 18.

Los señalamientos contra Ponciano Ichich fueron conocidos durante la audiencia en la cual comenzó el juicio en su contra por asociación ilícita, asesinato y exacciones intimidatorias —extorsiones—.

En el juicio, la fiscalía ha explicado a los jueces que la acusada es conviviente de Edwin René López Iboy, alias Crosty, jefe de red delictiva, quien se encuentra en prisión.

López Iboy fue detenido en mayo del 2012, señalado como presunto responsable de la muerte de una adolescente, la cual fue desmembrada.

Crimen en santa faz

El juicio contra Ponciano Ichich es para determinar si es responsable de la muerte de Manuel Ezequiel Patzán Patzán, el 16 de mayo del 2011, en una tienda ubicada en Santa Faz.

La víctima era empleado del comercio, y murió baleado. Durante el ataque también fue herida de bala la dueña de la tienda, cuyo nombre está en reserva.

Según la acusación, la procesada habría ordenado a otros pandilleros disparar contra el negocio, como medida de presión para que la propietaria entregara el dinero que le exigían como extorsión.

El órgano acusador tiene como pruebas del caso un trozo de plomo fragmento de una bala, un proyectil, dos encamisados —como se conoce a las balas blindadas o expansivas— y ocho casquillos, aunque al Tribunal solo se presentaron seis.

Además, se cuenta con la declaración de un pandillero, quien en la Fiscalía admitió haber participado en el hecho y delató a varios de sus compañeros, a la vez que narró cómo ocurrió el crimen.

El testimonio fue aceptado como prueba anticipada, y fue reproducido ayer. Derivado de su colaboración con el órgano acusador, el pandillero obtuvo algunos beneficios, como la rebaja de los cargos en su contra.

La Fiscalía también señala que Ponciano Ichich dirigía a otra banda denominada Little Psycho Criminals.