Justicia

MP pide juicio por muerte de periodistas

Juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez resolverá hoy sobre la situación de cuatro involucrados en doble crimen.

Por Claudia Palma

Dos de los implicados en la muerte de dos periodistas en Suchitepéquez. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)
Dos de los implicados en la muerte de dos periodistas en Suchitepéquez. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)

Según las pesquisas del Ministerio Público, integrantes de un equipo de  futbol que sostenían  partidos los fines de semana en Retalhuleu  tenían otras ocupaciones el resto de los días, como el sicariato, y  dos de sus víctimas fueron los periodistas Danilo Efraín Zapón López, corresponsal de Prensa Libre, y  Federico Salazar Gerónimo, ultimados el 10 de marzo del 2015, en Mazatenango, Suchitepéquez.

La Fiscalía Especial contra la Impunidad presentó ayer al juez Miguel Angel Gálvez los  medios de prueba con los que solicitó juicio en contra de Sergio Waldemar Cardona Reyes, Germán Amílcar Morataya Beltrán, Artemio de Jesús Ramírez Torres y Jorge de León Cabrera Solís —colaborador eficaz—, mientras que en favor de Luis Emerio Juárez Pichiyá pidió el sobreseimiento.

En una de las escuchas telefónicas presentadas, los acusados dijeron: “De haber sabido que eran periodistas hubiéramos cobrado más”.

El hecho ocurrió en la zona central de Mazatenango, cuando Zapón López y sus colegas, Salazar y Marvin Túnchez, se encontraban frente al edificio de la Gobernación Departamental, donde fueron atacados a balazos por dos hombres que escaparon en una moto azul.

López y Salazar murieron en el lugar, y Túnchez fue llevado herido a un hospital.

La Fiscalía intenta identificar a dos “negociadores” y a los autores intelectuales del asesinato, pues aún no ha determinado el motivo de los crímenes.

Planificación

Los supuestos sicarios empezaron a planificar el ataque tres días antes, cuando uno de los “negociadores” contactó a Cardona Reyes y a Cabrera Solís y los condujo al apartamento de Zapón  López.

Al día siguiente, 8 de marzo, los sicarios volvieron a reunirse con López Gramajo en un campo de futbol.

El 11 de marzo, Cardona Reyes recogió en una moto a Eduardo Ariel —aún prófugo de la justicia—, quien disparó contra los periodistas.

La estructura cobró Q25 mil por perpetrar los crímenes.

Byron Romero, defensor de Cardona Reyes, argumentó que la Fiscalía no especificó dónde se cometió el delito y no sustenta los delitos que planteó. Por el caso está pendiente de captura Nery Yanuario López Gramajo.