Justicia

Quedan libres siete detenidos por caso Carwash; habrían falsificado sus DPI

El Juzgado Undécimo de Instancia Penal decidió dejar en libertad a 7 de 13 sindicados de lavar dinero para el narcotráfico.

Por Jerson Ramos

Los sindicados durante la audiencia de primera declaración ante el juez José Eduardo Cojulum. (Foto Prensa Libre: MP)
Los sindicados durante la audiencia de primera declaración ante el juez José Eduardo Cojulum. (Foto Prensa Libre: MP)

El juez José Eduardo Cojulum dictó falta de mérito a siete de las 13 personas que fueron capturados la semana pasada mediante 28 allanamientos en una operación denominada Jake.

Según el Ministerio Público, el pasado miércoles, luego del despliege de la operación, la estructura efectuó 19 compras de vehículos en Guatemala, Quetzaltenango y Zacapa, entre el 4 de marzo de 2013 y el 30 de mayo de 2014, por un monto de Q6 millones 79 mil 355.94.

El Juzgado Undécimo, sin embargo, decidió este miércoles dictar la falta de mérito y dejar en libertad a siete sindicados por la fata de pruebas que los implicaran en la estructura. Ellos son:

  1. Maritza Reyes
  2. Ángela Rosalina
  3. Julian Blaymiro Gramajo
  4. Balvino Pastor
  5. Caterine Beltetón Escribá
  6. María Leiva
  7. Mary Liss

Las personas fueron puestas en libertad por no existir pruebas suficientes que las incriminen en una red de lavado de dinero del narcotráfico, como lo intentó señalar el MP.

De hecho, el mismo MP solicitó la falta de mérito ante el Juzgado para tres de los señalados. pues se determinó, como argumentaba la defensa, que fueron falisificados y mal utilizados lo datos de su Documento Personal de Identificación (DPI).

Ligados a proceso y en prisión preventiva quedaron:

  1. Griselda López Villatoro
  2. Emma Judith Ramírez Marroquín
  3. Yoselin Azucena Santos
  4. Marvin Noé Franco
  5. Brenda Escribá
  6. Filadelfo Hernández

La investigación

La denuncia de la Intendencia de Verificación Especial se presentó en diciembre del año pasado y señaló a un grupo de personas que adquirieron vehículos con pagos en efectivo pero sus actividades económicas no justifican esos gastos. Los pagos iban desde los Q150 mil a los Q800 mil.