Justicia

Diputado Gustavo Medrano pierde inmunidad y podrá ser investigado

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) despojó de inmunidad al diputado Gustavo Arnoldo Medrano Osorio, señalado en el caso La municipalidad de Chinautla: un negocio familiar. 

Por Willian Cumes

El diputado Gustavo Arnoldo Medrano Osorio. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
El diputado Gustavo Arnoldo Medrano Osorio. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

La solicitud de antejuicio fue presentada por el Ministerio Público y la Cicig en julio de 2017 por los delitos de asociación ilícita y lavado de dinero u otros activos.

Con la decisión de la Corte, Medrano Osorio podrá ser investigado por su presunta participación en una red de corrupción que operó por décadas en la comuna de Chinautla a través del control del poder político y económico.

Según la investigación, la estructura era liderada por el exalcalde Arnoldo Medrano, padre del parlamentario, e integrada por familiares y particulares. 

"El control de los Medrano-Osorio en este municipio se renueva en cada proceso de elecciones. Por ello fueron cooptadas por  más de 25 años: la alcaldía, el concejo y la administración municipal", dijeron el MP y la Cicig cuando revelaron el caso.

Arnoldo Medrano dirigió la municipalidad de Chinautla durante 28 años, desde 1988 hasta 2016, en medio de escándalos y señalamientos. Su última jugada fue colocar en la alcaldía a su sobrina Brenda del Cid Medrano, quien ganó en las elecciones de 2015 por el partido Lider. Medrano fue capturado por tercera ocasión en febrero de 2016 y actualmente guarda prisión.

Prensa Libre intentó comunicarse con el diputado para obtener su reacción, pero no respondió las llamadas telefónicas.

Esta es la tercera legislatura que integra Medrano Osorio. En 2007 y 2011 fue electo por el extinto Partido Patriota (PP), en 2015 por el también desaparecido partido Líder y ahora pertenece al bloque Diputados Independientes.

Por este caso fueron ligadas a proceso penal 19 personas en septiembre pasado.

Esta era la forma de operar de la estructura, según el MP y la Cicig: 

  • En 2011 la IVE detectó transacciones sospechosas en cuentas de constructoras que recibían fondos de la comuna de Chinautla
  • La denuncia derivó en una investigación de siete proyectos que fueron ejecutados de manera anómala
  • Entre 2008 y 2010 se crea una red de al menos 12 empresas para captar los contratos de la municipalidad de Chinautla
  • Seis de esas empresas fueron creadas en un período de 15 días y todas tenían como contador a Gustavo Adolfo Soto Osorio, quien también era auditor interno en la muncipalidad y compartían los mismos socios
  • En 2009 el exalcalde Arnoldo Medrano expuso al concejo la necesidad de crear un fideicomiso que incluía proyectos de vivienda mínima, pavimentación de calles y construcción de un sistema de alcantarillado, entre otros
  • Medrano y sus concejales se asociaron de forma ilícita para que los contratos de obra pública fueran asignados a dichas empresas creadas por la red, con el fin de beneficiarse con los fondos públicos
  • El monto de los siete contratos ascendió a Q25 millones
  • La operación del clan Medrano-Osorio se amplió hacia otras municipalidades a través de la contratación de su red de empresas. Siete entidades ligadas a los Medrano recibieron entre 2009-2010 alrededor de Q400 millones de quetzales
  • Las empresas contratistas de la municipalidad de Chinautla recibían los fondos por el pago de obras, hacían transferencias entre ellas mismas para no dejar rastro del dinero y luego los utilizaban para la apertura de certificados a plazo fijo por 30 días
  • La investigación siguió el rastro del dinero y determinó que la familia Medrano-Osorio y algunos miembros de Ia red eran los beneficiarios de los certificados mencionados