Justicia

Parque Laguna del Tigre con el mayor número de pistas clandestinas en el país

Por lo menos 65 pistas de aterrizaje que son utilizadas por el narcotráfico existen en el Parque Nacional Laguna del Tigre en el departamento de Petén, área que está siendo consumida por incendios forestales intencionados por grupos de narcotraficantes.

Por Redacción

En diciembre del 2013 el Ejército, localizó en el Parque Nacional Laguna del Tigre, San Andrés, dos pistas de aterrizaje clandestinas. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En diciembre del 2013 el Ejército, localizó en el Parque Nacional Laguna del Tigre, San Andrés, dos pistas de aterrizaje clandestinas. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El 35% de las pistas, es decir  23, han sido destruidas pero están pendientes otras 42, según el recuentro del Ejército, que mantiene controles de la zona por medio de radares y patrullajes.

El coronel Willian David García Alvarado,  jefe de Prensa del Ministerio de la Defensa, informó que los grupos del narcotráfico construyen las pistas para el aterrizaje de aeronaves en ese sector por su cercanía a la frontera con México para el transporte de substancias u otros ilícitos.

“En el Parque Nacional Laguna del Tigre se encuentran la mayor cantidad de pistas clandestinas de aterrizaje en Petén; son utilizadas por grupos del narcotráfico para atender embarques de drogas”, afirmó el vocero castrense.

Explicó que los incendios forestales que son provocados en el referido parque  tienen como objetivo limpiar la zona boscosa, por cuadrillas que son contratadas por los narcotraficantes y luego construyen la pista.

“Una vez limpia la zona solo construyen el área de aterrizaje, lo que facilita el trabajo logístico”, dijo García Alvarado.





En el sector de la biosfera Maya, se han detectado entre ocho a 10 pistas, y según el vocero, se debe a que están más alejadas de la frontera con México.

Sydney Samuels, ministro de Ambiente y Recursos Naturales, confirmó que los incendios forestales provocados en el

Parque Nacional Laguna del Tigre y la reserva biosfera Maya tienen como objetivo el cambio del uso del suelo, que en este caso no es para actividades agrícolas, si no para facilitar la construcción de pistas clandestinas.

“Consideramos que deben de haber reformas penales para poder castigar a las personas o grupos que están detrás de la provocación de los incendios forestales que provocan daños irreparables al medio ambiente”, afirmó.

Seguimiento

García Alvarado, dijo que mantienen controles en el parque así como en la biósfera maya con apoyo de las autoridades mexicanas, así como patrullajes en tierra en operaciones en la selva.

“Se cuentan con los radares primarios y secundarios que hacen una triangulación del tráfico aéreo, sobre todo aquellas que no se reportan a las bases y que podrían estar trasladando ilícitos”, aseguró.

El funcionario castrense, recordó que las dos últimas capturas de avionetas con drogas fue a los radares detectaron el ingreso de la aeronaves.