Justicia

Piloto y ayudante de bus detienen a presunto asaltante

Rony David Cifuentes, de 18 años, fue detenido ayer por el piloto y ayudante de un bus de la ruta 60 Chácara, la cual se dirige a la zona 5, después que presuntamente disparó a bordo de la referida unidad de transporte.

Por Jerson Ramos y Glenda Sánchez

Rony David Cifuentes, de 18 años, fue detenido por el piloto y ayudante de un bus en la zona 1, después de supuestamente haber disparado. Se presume que integra una banda de asaltantes. (Foto Prensa Libre: Glenda Sánchez)
Rony David Cifuentes, de 18 años, fue detenido por el piloto y ayudante de un bus en la zona 1, después de supuestamente haber disparado. Se presume que integra una banda de asaltantes. (Foto Prensa Libre: Glenda Sánchez)

El hecho ocurrió en la 13 avenida y 22 calle de la zona 1, donde la camioneta se detuvo. El conductor y el ayudante escucharon gritos de los pasajeros, quienes indicaban que un grupo de hombres los despojaban de sus pertenencias.

Cifuentes supuestamente sacó una pistola de un bolsón que llevaba luego de notar que los trabajadores del bus se dirigían al grupo de asaltantes.

Pablo David Rivera, ayudante de la unidad de transporte, resultó herido por una bala, la cual le rozó la rodilla.

En la unidad de transporte viajaban por lo menos 40 pasajeros, y algunos indicaron que una cuadra antes -12 avenida y 22 calle- varios hombres subieron a la camioneta por la parte de atrás y comenzaron a exigirles sus pertenencias.

Todos, a excepción de Cifuentes, corrieron después de escuchar la detonación del arma de fuego.

El detenido fue entregado a agentes de la Policía Nacional Civil, quienes lo trasladaron a una subestación.

Una señora y su hija, que iban en el bus, fueron golpeadas por otros pasajeros mientras intentaban bajar apresuradamente de la unidad de transporte.

Identificado

Cifuentes fue identificado por agentes de la Policía como presunto integrante de una banda de asaltantes que opera en el Centro Histórico, y que ha sido captado por cámaras de videovigilancia en otros hechos delictivos, pero que no había sido posible su aprehensión.

Tanto los trabajadores del bus como los agentes de la Policía descartaron que se haya tratado de un hecho distinto a un robo.

El piloto dijo que un grupo de extorsionistas les exige dinero desde hace bastante tiempo y que nunca han sido víctimas de un atentado a causa de esa acción.