Justicia

Presunto capo mexicano es enviado a Fraijanes

El mexicano Gilberto Rivera, supuesto capo del narcotráfico solicitado por EE. UU., fue enviado a prisión preventiva a la cárcel de máxima seguridad en Fraijanes 1.

Por Redacción

Gilberto Rivera es presentado ante el Tribunal Quinto de Sentencia Penal. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
Gilberto Rivera es presentado ante el Tribunal Quinto de Sentencia Penal. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

La audiencia se celebró el pasado jueves y el Tribunal Quinto de Sentencia Penal decidió enviarlo a prisión a Fraijanes 1.

Rivera, de 58 años, alias Tio Gil, fue detenido en el aeropuerto La Aurora el pasado jueves cuando se disponía a viajar a México, dijo el vocero de la Policía Nacional Civil Jorge Aguilar, quien agregó que el detenido es oriundo de Sinaloa.

Tio Gil es señalado de seis cargos en EE. UU. por contrabando y distribución de cocaína desde México hacia ese país.

Rivera Amarillas tiene un amplio historial al margen de la ley en México, de acuerdo con una publicación de la revista mexicana Proceso. En 1999, la policía municipal de Mexicali, Baja California, lo detuvo, pero quedó en libertad.

En diciembre del 2004, en Culiacán, Sinaloa, Gilberto Rivera y sus hijos Jesús Gilberto Rivera Beltrán, de 17 años, y Édgar, de 15, sufrieron un ataque a balazos, pero sólo él sobrevivió.

Según la publicación, Tío Gil, como le conocen a Rivera Amarillas, desde hace varios años vivía en la frontera sur moviéndose en ambos países, México y Guatemala, donde controlaba la seguridad de sus operaciones y evitaba que otros grupos de criminales se metieran a su plaza.