Justicia

Sala despeja camino para extraditar a Brayan Jiménez

La Sala de Apelaciones de Femicidio rechazó amparar de forma provisional a los futbolistas que buscan impedir la extradición a Estados Unidos del expresidente de la Federación Nacional de Fútbol (Fedefut), Brayan Jiménez.

Por Carlos Álvarez y Jerson Ramos

Brayan Jiménez, expresidente de la Federacion de Futbol de Guatemala. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
Brayan Jiménez, expresidente de la Federacion de Futbol de Guatemala. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

La extradición de Jiménez, quien es reclamado por Estados Unidos por un caso de corrupción en la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), sigue vigente y podría haberse detenido si los tres futbolistas, Guillermo Ramírez, Gustavo Cabrera y Yony Flores, quienes quedaron suspendidos de por vida por supuesta corrupción, hubieran obtenido la protección constitucional.

El 8 de febrero de 2014,  Ramírez, Cabrera y  Flores presentaron una denuncia formal contra la Fedefut y los integrantes del comité ejecutivo: Brayan Jiménez, Gerardo Paiz  Bonifasi  y Juan Manuel Pelaez, por los delitos de abuso de autoridad y denuncias falsas.





El 10 de marzo del 2014, los tres exjugadores ratificaron la denuncia contra la Fedefut y de los integrantes del comité ejecutivo, en la fiscalía de Delitos Administrativos, según Ramírez, Flores y Cabrera se nota una doble persecución contra ellos y falsedad.

Captura

El pasado 12 de enero Jiménez fue capturado en un apartamento de la zona 14, con una barba poblada, ropa deportiva y en estado de ebriedad.

La detención con fines de extradición de Jiménez fue solicitada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, que lo acusa de los delitos de criminalidad organizada y lavado de dinero, caso que involucra  a más funcionarios de la FIFA.

Ese día dijo a periodistas a su llegada a la Torre de Tribunales: "Estaba echándome unos traguitos"

Jiménez, que no pudo ocultar los efectos del alcohol, cuestionó que Estados Unidos nunca ha extraditado a nadie.

El exdirectivo estuvo prófugo desde el 5 de diciembre del año pasado, 24 horas después de que se emitiera la orden de captura en su contra. La solicitud de detención de parte de la Fiscalía de Estados Unidos se recibió en Guatemala el 3 de diciembre.

De ser extraditado Jiménez deberá aclarar su situación por corrupción y sobornos, ante la fiscalía estadounidense quien lo señala de haber recibido unos US$300 mil.