Justicia

Representante de empresa de seguridad purgará nueve años de prisión

El Tribunal Quinto de Sentencia condenó este lunes a nueve años de prisión a Agustín Carmelino López Alvarado, por el caso de la muerte de Patricia Samayoa en una farmacia de la zona 1.

Por Beatriz Tercero

Archivado en:

Guatemala Justicia
Agustín Carmelino López Alvarado durante audiencia en el Tribunal Quinto de Sentencia Penal. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
Agustín Carmelino López Alvarado durante audiencia en el Tribunal Quinto de Sentencia Penal. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

López Alvarado fue sentenciado a siete años de prisión -inconmutable- por el delito de prestación ilegal de servicio de seguridad y deberá pagar una multa de Q100 mil. Además, por el delito de homicidio culposo, el tribunal le impuso tres años -conmutables-, a razón de Q5 por cada día de prisión.

López Alvarado era el representante legal de la empresa de seguridad privada Shield Security, quien contrató a Mynor David Guevara.

"Durante el debate se comprobó que el sindicado había contratado a Mynor David Guevara Tenaz, quien  no contaba con los lineamientos para laborar como seguridad privada", según el Ministerio  Público.

En julio del 2014. Guevara era el guardia de seguridad de una farmacia donde llegó Patricia Samayoa, quien murió por un disparo accionado por Guevara.

En mayo del 2015, Guevara fue enviado al Hospital Mental Federico Mora.

Originario de Atescatempa, Jutiapa, Guerra ya tenía un antecedente: fue condenado a 15 años de prisión en 1985, por homicidio. Se había demostrado que él padecía de disminución de capacidades mentales y esquizofrenia.

Pese a esos antecedentes, el jutiapaneco fue contratado por la empresa de seguridad.

En 2015, el Tribunal Cuarto de Sentencia Penal ordenó un resarcimiento de Q1 millón para la familia de Samayoa, quien laboró en la Secretaría de la Mujer de la municipalidad capitalina.