Justicia

Sala ordena nuevo fallo en el caso de jueza Marta Sierra 

La Sala Primera de Apelaciones del Ramo Penal ordenó al Juzgado Undécimo de Primera Instancia, emitir  una nueva resolución en el caso de la jueza Marta Sierra, argumenta que carece de fundamento. 

Por G. Sánchez y J. Ramos

La jueza Marta Sierra fue ligada a proceso por los delitos de cohecho pasivo y prevaricato. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL) 
La jueza Marta Sierra fue ligada a proceso por los delitos de cohecho pasivo y prevaricato. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL) 

La resolución de la Sala Primera, emitida el 21 de octubre, expllica que el fallo del juez José Eduardo Cojulún no tiene fundamento legal, por esa razón ordena que se emita uno nuevo. 

La audiencia para que se repita el fallo está programada para el martes próximo -27 de octubre-.

La Sala está integrada por los magistrados Freedyn Waldemar Fernández Ortíz -presindete-, Aura Mansilla Solares -vocal I- y Carlos Patricio Rodríguez Meza -vocal II-.

Cojulún, en septiembre último, ligó a proceso y envió a prisión preventiva a la cárcel del cuartel Matamoros a la jueza Marta Sierra, por los delitos de cohecho pasivo y prevaricato, por considerar que hay indicios de que ella habría llegado a “acuerdos ilegales”  para otorgar medidas sustitutivas a seis sindicados de la red de defraudación aduanera La Línea.

El juzgador en esa audiencia manidfestó en su resolución que hay posibilidades de obstaculizar la investigación por el delito de cohecho pasivo por lo que ordenó su internamiento en la referida cárcel. Mientras que por el delito de prevaricato dictó arraigo y una medida sustitutiva de Q200 mil.





"No me arrepiento"

La juzgadora en esa ocasión dijo que el fallo era  "contradictorio" la resolución porque por un delito le otorga medida sustitutiva y por otro la envía a prisión preventiva. Al mismo tiempo afirmó "no me arrepiento de nada -de haber otorgado medidas sustitutivas a seis presuntos cabecillas de la red La Línea-, porue esa fue mi decisión fundamentada en derecho y objetiva y no soy un monigote ni un títere".

Agregó "ninguno se acercó a hablarme ni abogados defensores ni sindicados, los únicos que ingresaron a mi despacho que llegaron a hacerme solicitudes fueron los tres fiscales del Ministerio Público".

Subrayó que los magistrados de la Corte Suprema de Justicia decieron retirarle la inmunidad por el "miedo" que le tienen a la Cicig, "ahorita nos tienen de rodillas a todos porque no podemos resolver conforme a la ley ni en forma objetiva sino que estamos supéditados a las órdenes de la Cicig", puntualizó la jueza.

Sierra, señaló que tenía previsto retirarse del Organismo Judicial este año.

Se incurre en prevaricato cuando una autoridad, juez u otro servidor público dicta una resolución arbitraria en un asunto administrativo o judicial a sabiendas de que dicha resolución es injusta.

Las palabras que el juzgador dijo a Sierra de Stalling al tomar la decisión fueron: "Creame que es una decisión difícil de tomar".

Cambia abogado

A partir de ahora se conoce que el abogado Francisco García Gudiel, será el defensor de la jueza en sustitución del profesional Eddy Enrique Siu Puac.

Se sabe que García Gudiel laboró con Sierra de Stalling como oficial en el Juzgado Octavo de Instancia Penal. La jueza ha estado a cargo de dicha judictura el año 1997.

Sierra de Stalling, fue detenida ayer martes después de perder la inmunidad el pasado nueve de septiembre, supuestamente fue sobornada a cambio de liberar en abril pasado a integrantes de la estructura de corrupción aduanera La Línea, que provocó la caída del Gobierno de Otto Pérez Molina.

El MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala  (CICIG) establecieron que dicho acuerdo para liberar a los integrantes de la red fue supuestamente gestionado por Luis Alberto Mendizábal Urritia, uno de los líderes de “La Línea”, y quien se encuentra prófugo de las autoridades