Justicia

Escuchas enlazan a Gustavo Martínez y Vladimir Aguilar en caso TCQ

Conversaciones telefónicas que forman parte del proceso que se sigue por el contrato de usufructo oneroso de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) revelan la participación de dos exfuncionarios.

Por Claudia Palma

Gustavo Martínez, yerno de Otto Pérez Molina y exsecretario general de la Presidencia, durante la audiencia de primera declaración del caso. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Gustavo Martínez, yerno de Otto Pérez Molina y exsecretario general de la Presidencia, durante la audiencia de primera declaración del caso. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Se trata del ex secretario general de la Presidencia Gustavo Martínez, quien guarda prisión preventiva por el caso, y de su amigo el ex procurador general de la Nación y actual magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Vladimir Aguilar, contra quien se integró ayer una comisión pesquisidora para que el Congreso determine si le retira la inmunidad.

La historia sobre cómo se tejieron esos vínculos empezó con el nombramiento de facto de Guillermo Lozano, piloto del binomio presidencial, para que se hiciera cargo del proyecto.

Él comenzó la negociación a instancias de César Medina Farfán, amigo de Martínez, quien le mencionó la posibilidad de hacerlo con la Terminal de Contenedores de Barcelona (TCB), refirió una fuente cercana al proceso.

El proyecto se quedó sin operador cuando Aerocentro —compañía que fundó Lozano— apareció en un informe antinarcóticos de Honduras, en agosto del 2013 y fue sustituido por Juan Carlos Monzón.

El bufete del que venía el interventor de Puerto Quetzal, Allan Marroquín, habría participado en los análisis legales.

Informes

Las escuchas también evidencian que se pidieron informes como los que se elaboran antes de la constitución de una empresa o la celebración de un contrato —dilligence— al bufete Mayora y Mayora, como parte de las gestiones previo al préstamo otorgado por IFC (Corporación Financiera Internacional), de US$61.5 millones.

Las pesquisas arrojan que Pérez Molina insistió, con la ayuda de Martínez y Aguilar, en buscar dictámenes que favorecieran el proyecto al Ministerio de Ambiente. Según la fuente, en el terreno en donde se construiría la nueva terminal había plantaciones de mangle.

Audios

Estas son algunas de las interceptaciones en las que se mencionan dictámenes, bancos y abogados que fueron parte del proceso de Terminal de Contenedores Quetzal: