Justicia

Violador que captaba a sus víctimas por Facebook es enviado a juicio

José Luis Osoy Hernández utilizaba un perfil de Facebook donde se hacía pasar por mujer para contactar a adolescentes y luego abusar de ellos.

Por Redacción

José Luis Osoy Hernández durante una audiencia en diciembre de 2016. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
José Luis Osoy Hernández durante una audiencia en diciembre de 2016. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Osoy Hernánde fue enviado a juicio por los delitos de posesión de material pornográfico infantil, comercialización o difusión de material pornográfico infantil y producción de material pornográfico de personas menores de edad, informó el Ministerio Público (MP).

La Unidad contra la Pornografía Infantil presentó ante el juez más de 20 medios de prueba, entre declaraciones testimoniales, grabaciones e imágenes que el procesado difundió a través de la red social.

Las autoridades dieron seguimiento a Osoy Hernández y establecieron que abusó sexualmente de dos menores de edad, después de contactarlos a través de Facebook.

"Durante meses se ganaba la confianza y luego los citaba a un lugar, donde bajo amenazas de muerte los trasladaba a un terreno baldío para cometer el abuso sexual", detalló el MP.

Aunque por ahora solo en dos casos se ha relacionado a Osoy Hernández, investigadores consideran que ha participado en otros ilícitos, pero las víctimas temen denunciar.

Osoy también es sindicado por la Fiscalía de la Mujer de los delitos de violación con agravación de la pena y cunstancias especiales de agravación, plagio o secuestro y robo agravado.

Así operaba

Osoy Hernández fue capturado el 23 de febrero de 2016 en La Comunidad, zona 10 de Mixco. Las pesquisas comenzaron en mayo del 2015, cuando un adolescente presentó una denuncia. Luego, las autoridades documentaron otro caso similar, en noviembre del mismo año.

La investigación señala que Osoy Hernández engañaba a adolescentes de entre 13 y 17 años, con quienes conversaba por algunos días y luego los citaba en un centro comercial ubicado en el Anillo Periférico, zona 11.

Para poderlos identificar les preguntaba cómo irían vestidos y les pedía que lo esperaran en las afueras del centro comercial, para asegurarse de que no fueran acompañados.

Sin que los adolescentes se imaginaran de qué se trataba, el agresor llegaba y se sentaba junto a ellos, y bajo amenazas se los llevaba a un sitio baldío, en el camino hacia la colonia La Comunidad, zona 10 de Mixco.

Como ese lugar es poco transitado, Osoy Hernández abusaba de los menores y luego escapaba con rumbo a Mixco. El procesado, incluso, engrilletaba a sus víctimas para que no escaparan.

Las características de los hechos fueron la pista para que los detectives, por medio de diferentes métodos, lograran determinar que el violador en ambos hechos era la misma persona.