Maestra muere acuchillada al oponerse a un asalto 

La maestra Daysi Roxana Palma, de 26 años, murió este martes en un hospital, después de haber sido atacada con cuchillo cuando esperaba un microbús en Atescatempa, Jutiapa. 

Por Óscar González / Atescatempa

Daysi Roxana Palma murió a causa de la violencia en Atescatempa, Jutiapa. (Foto Prensa Libre: Tomada de Facebook).
Daysi Roxana Palma murió a causa de la violencia en Atescatempa, Jutiapa. (Foto Prensa Libre: Tomada de Facebook).

Familiares informaron que la docente se dirigía a la cabecera de Jutiapa a efectuar unos trámites, cuando un individuo la atacó con cuchillo al oponerse a que la despojara de sus pertenencias. 

Añadieron que su pariente trabajaba por contrato en una escuela de sector y que el ataque ocurrió a escasos metros de San Cristóbal Frontera, donde fue auxiliada por vecinos y trasladada a un hospital de Santa Ana, El Salvador, donde murió a causa de una herida que sufrió en el cuello.  

Vecinos condenaron el crimen contra Palma y exigieron que la Policía efectué más patrullajes, ya que a diario se registran asaltos a escasos metros de la aduana.

Otro crimen

Aparte, Rocael López, 43, murió baleado en la aldea El Amatón, Quesada. El hombre padecía problemas mentales, y  según vecinos, todos los días se paraba frente a una gasolinera para lanzarle piedras a los vehículos que circulan por el kilómetro cien de la ruta a El Salvador. 

Curiosos indicaron que este martes el piloto de un picop de modelo reciente se molestó, porque López le destruyó el vidrio delantero del automotor.

Añadieron que este sacó un arma de fuego y le disparó a la víctima, quien murió en el lugar.

Maestra ultimada en el 2015

El 12 de junio 2015, una maestra murió en la calle principal de la aldea Cuyuta, en Masagua, Escuintla, cuando desconocidos la sorprendieron y atacaron a balazos hasta ocasionarle la muerte.

La víctima fue identificada como Sayra Jazmín Soma del Águila, de 31 años, quien era maestra de primaria de una escuela de la localidad, además de ser reconocida como una líder comunitaria de la colonia La Esmeralda.

Fiscales del Ministerio Público localizaron al menos nueve casquillos de calibre ignorado en la escena del crimen, lo que fue calificado por autoridades como un crimen con saña.