Migrantes

Activista guatemalteca comenta el panorama frente a Clinton y Trump

La mayoría de los guatemaltecos y latinoamericanos que viven en Estados Unidos “no quieren” a Donald Trump, el candidato republicano a la Presidencia, y aunque tienen simpatía por Hillary Clinton, reina la sensación de que ninguno de los políticos dio lineamientos claros de cómo tratar a los migrantes.

Por Geovanni Contreras

Activista Pilar Tobar de Latino Victory un proyecto que apoya a la candidata democrata Hillary Clinton. (Foto Prensa Libre: Latino Victory)
Activista Pilar Tobar de Latino Victory un proyecto que apoya a la candidata democrata Hillary Clinton. (Foto Prensa Libre: Latino Victory)

La activista y conferencista guatemalteca Pilar Tobar es la directora de comunicación del Proyecto Latino Victory, que trabaja en la promoción del poder político latino y que los hispanos tengan mayor participación y opciones a  cargos públicos.

En una entrevista con Prensa Libre da sus impresiones del último debate presidencial, el miércoles último, y el sentir de los guatemaltecos.

¿Qué lectura hace del último debate de los candidatos  Clinton y  Trump?

La ganadora de este último debate fue, sin duda alguna, Hillary Clinton. Se mostró como una mujer preparada, con el conocimiento, la experiencia y la calma para analizar situaciones, para liderar y tomar decisiones.

Trump, de nuevo, se presentó como un hombre agresivo, que se llena la boca de insultos y no puede ni siquiera articular bien sus posturas.

Uno de los temas principales del debate fue el de migración. ¿Cómo cree que fue tratado ese tema?

No creo que se abordara el tema de la manera correcta.  La candidatura de Trump empezó al llamar criminales y violadores a los latinos, los mexicanos, y a los inmigrantes, y por esta razón el tema de inmigración se ha convertido en un tema principal en las elecciones.

Dada la naturaleza del tema y el hecho de que habemos más de 55 millones de latinos en Estados Unidos, me parece que era apropiado discutir inmigración en varios debates, no solo en uno.

¿Cuál es la percepción que la comunidad latina tiene de la candidata demócrata?

Los latinos hemos tenido una buena relación con Hillary Clinton por muchos años, desde que empezó registrando a votantes latinos en Texas durante su juventud, hasta su lucha y abogacía por el bienestar de los niños.

Hoy por hoy, los latinos saben que Trump es un peligro y que “la Hillary” está con nosotros. Esta semana, en Nevada, vimos gran entusiasmo en la comunidad latina de votar por Hillary. Construimos muros usando taco trucks para mandar un fuerte mensaje a Trump.

Los números hablan por sí solos. En las últimas encuestas vemos a Hillary a la cabeza con latinos, 70-18% en Arizona, 63-23% en Florida, 69-19 en Carolina del Norte y 72-17% en Nevada.

Incidencia hispana en elecciones de EE. UU.

  • “Los latinos podemos demostrar gran fuerza”. Pilar Tobar, activista guatemalteca.

¿Y cuál es la percepción  del republicano  Trump?

Obviamente, no lo queremos. Él insultó nuestra herencia, nos atacó y sigue haciéndonos de menos. En Latino Victory comisionamos una encuesta en la que preguntamos qué palabras usaría la gente para describir a Trump, y esto fue lo que dijeron: 83% lo describen como racista y dicen que divide al país, 82% usaron la palabra bully —abusador—, 81% lo llamaron inestable y 80% dijeron que es peligroso.

Independientemente de quién gane, ¿hay esperanza con la reforma migratoria?

Creo que sí, pero no depende solo de quién quede como presidente. Depende de la composición del Congreso. Si los demócratas ganan el Senado y algunos puestos en la Cámara Baja, hay una mejor posibilidad de pasar una reforma migratoria.

Teníamos ya una propuesta bipartidista, pero el presidente del Congreso, John Boehner, en ese entonces por presión de sus miembros republicanos, se rehusó a traer la propuesta a votación en el pleno.

Todo depende de dos cosas: 1. Que los latinos salgan a votar en grandes números para demostrar nuestro poder electoral y nuestra fuerza política. 2. Que votemos no solo por Hillary Clinton, sino también por los representantes al Senado y a la Cámara Baja que apoyan la reforma migratoria.

¿Cuál es el ambiente entre la comunidad guatemalteca, en general, antes de las elecciones?

Los guatemaltecos, al igual que el resto de la comunidad latina, entendemos lo que está en juego y nuestra responsabilidad de participar.

¿Cómo evalúa la participación política de guatemaltecos, en cualquier ámbito?

Tenemos a líderes guatemaltecos dentro del Congreso; la congresista Norma Torres entre ellos. También tenemos a guatemaltecos en organizaciones comunitarias y  políticas. Poco a poco hemos ido consiguiendo más representación y trabajando con el resto de la comunidad latina para juntos crecer nuestro poder político.

¿Qué recomendaría a los guatemaltecos que piensan viajar sin documentos a EE. UU.?

Entiendo el predicamento y el sufrimiento por el que muchas personas están pasando en Guatemala. Sin embargo, la vida de nuestros hermanos y hermanas indocumentados en EE. UU. no es fácil y el riesgo de deportación, de separación familiar, de abuso en lugares de trabajo y de violencia es enorme.

La situación no es fácil de una u otra manera y hacer el viaje es un arma de doble filo. Yo les diría a aquellos que piensan hacer el viaje que tengan cuidado al tomar una decisión y un riesgo tan grande, mejor busquen ayuda dentro de Guatemala y asegúrense de que tengan la información correcta.

  • “Los guatemaltecos, al igual que el resto de la comunidad latina, entendemos lo que está en juego y nuestra responsabilidad de participar. Los latinos debemos demostrar nuestro poder electoral y fuerza política”. Pilar Tobar, activista política guatemalteca.

Actividad constante

Pilar Tobar tiene las nacionalidades guatemalteca y estadounidense. Nació en  el estado de Florida y se crio en la Ciudad de Guatemala.

En el 2004 regresó a los Estados Unidos  para estudiar en la Universidad de Miami, donde se graduó de licenciada en Ciencia y obtuvo una maestría en Administración Pública.

Se mudó  a Washington DC en el 2010, donde trabajó en la abogacía de la organización La Voz de América, para avanzar dedicadamente  en una reforma migratoria.

Trabajó para el Comité Nacional Democrático como directora nacional de comunicación hispana y secretaria de prensa de la región occidental.

También fue directora de comunicación del congresista Rubén Gallego.

Actualmente es la directora de comunicaciones del proyecto Latino Victory, donde promueve a la organización, para elegir candidatos latinos.