Migrantes

Apariencia de migrantes provocará expulsión de EE.UU.

Las órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump califican a los migrantes irregulares como una amenaza a la seguridad nacional, y con las nuevas disposiciones la simple apariencia de las personas podría ser una causa de detención e incluso de deportación.

Por Henry Estuardo Pocasangre

Aunque la administración de Obama fue duro con las deportaciones, hay temor por lo que pueda hacer Trump.
Aunque la administración de Obama fue duro con las deportaciones, hay temor por lo que pueda hacer Trump.

Aunque en sus discursos Trump afirmó que la prioridad son quienes han cometido algún delito, las órdenes contemplan que los agentes podrán detener a alguien si, “a su juicio”, representa peligro.

Otro aspecto preocupante es que se elimina la política de “capturar y liberar”, que permitía a migrantes quedarse con sus familiares luego de ser detenidos, mientras su caso se resolvía en una corte.

“Quienes han estado más de dos años en el país no deben tener miedo, pero deben prepararse para demostrarlo. De eso depende que no los deporten sin ir antes a un juez”, afirmó Raquel Aldana, abogada y decana asociada de la Facultad de Becas de la Universidad del Pacífico.

Aldana reconoció que Obama fue “duro” con los migrantes y recordó que fue quien más ha expulsado personas en la historia de EE. UU, aunque no descarta que las deportaciones aumenten.

La experta destacó que el derecho migratorio contempla que quienes han vivido menos de dos años en EE. UU. pueden ser expulsados de inmediato, pero desde 1996 no se aplica esta medida. Ahora se activará, por la orden de Trump.

La primera impresión de Aldana, quien integra la Escuela de Leyes McGeorge de la mencionada universidad, es que las acciones están mal escritas y causan confusión. “Hemos dicho que no abran la puerta a migración. Exijan ver a nombre de quién está la orden de arresto. La gente debe entender que hay derecho a no responder preguntas”, aconsejó.

Entrada está cerrada

“Estas órdenes se ven dentro de un mensaje claro. La entrada y permanencia irregular, especialmente de nuevos, está cerrada”, aseguró Pedro Pablo Solares, abogado asesor de la iniciativa Puente Migraciones.

De hacerse realidad las acciones, Solares considera que habrá una desaceleración en los procesos de migración y hasta incremento de población que quede “atrapada” en México.

El experto recomienda a las familias que piensan migrar, que se abstengan de hacerlo en este momento, ya que las condiciones del viaje y permanencia, especialmente para los menores de edad, “se han endurecido” y cualquier inversión monetaria para el viaje se puede perder.

Solares opina que hay expectativa sobre si tendrán la fuerza necesaria para ejecutar las políticas a las que se comprometen. “Si no lo hacen aumentará la confusión en las comunidades migrantes. Eso va a alterar los flujos migratorios. Es probable, y ahora más que nunca, que la vida de las personas corra peligro”, añadió.

Miriam Rodríguez, politóloga y experta en migración, afirmó que las acciones no resuelven los problemas, sino al contrario, crean angustia y aumentan la xenofobia.

“En estos momentos me preocupa mucho que se reactive el programa Comunidades Seguras. Bajo este, cuando se arresta a una persona, pueden verificar la identidad y procesar para deportar”, explicó.

Rodríguez dijo que otro problema será la eliminación de las ciudades santuario y la oposición de estas, entre ellas Nueva York, Los Ángeles y Chicago. “Esto puede causar enormes problemas de presupuesto. Habrá que ver cómo responden los ciudadanos”, destacó. “Se esperan más medidas”, afirmó, al referirse al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (Daca, en inglés), conocidos como Dreamers.