Migrantes

Cese de TPS a salvadoreños también golpea a guatemaltecos

Las familias de salvadoreños a quienes EE. UU. les canceló la protección temporal temen ser deportadas lo cual también afecta a sus cónyuges de otras nacionalidades,entre ellos guatemaltecos.

Por Henry Estuardo Pocasangre / Guatemala

Decenas de personas se han manifestado en varias ciudades de EE UU., en rechazo a la cancelación del TPS a salvadoreños. (fFoto Prensa Libre: EFE)
Decenas de personas se han manifestado en varias ciudades de EE UU., en rechazo a la cancelación del TPS a salvadoreños. (fFoto Prensa Libre: EFE)

El plazo establecido por el gobierno estadounidense vence en marzo del 2019. Según cálculos,  unos 273 mil hijos de salvadoreños han nacido en EE. UU. y las familias residen principalmente en Los Ángeles, Nueva York y Houston.

Mingly Hernández es una guatemalteca que llegó a EE. UU. en 2001. Una semana después de haber migrado conoció  a un salvadoreño con quien se casó, hace 14 años.

Actualmente tienen dos hijos y viven en Connecticut. Su tranquilidad cambió cuando se enteraron de la cancelación del TPS. Hernández relató a Prensa Libre que su mayor preocupación son sus dos hijos menores, quienes nacieron en ese país.

La guatemalteca tiene una empresa que se dedica a la limpieza de residencias, mientras que su esposo trabaja desde hace  18 años en la construcción, gracias a su permiso de trabajo.

Destino incierto

“Es una situación triste. Mi esposo trabaja haciendo techos de casas. Tiene 18 años en eso, usa su permiso de trabajo, paga impuesto y ahora es triste para nosotros porque no sabemos qué  pasará”, dijo Hernández,   quien es originaria de San José del Golfo y llegó al país del norte con una visa de turista, pero decidió quedarse.

La connacional no tiene documentos para acreditar su estadía en Estados Unidos, por lo que su esposo ha sido el soporte principal para la familia.

“Hay familia de mi esposo y conocidos que no saben qué va a pasar; hasta de redadas se ha escuchado. Hemos buscado ayuda, pero nos dicen que no pueden ayudarnos”, contó.

Durante los 14 años de casados, la pareja logró comprar una casa y varios vehículos en ese país, ahora no saben qué ocurrirá con sus bienes. Han pensado en vender y comprar algo en Guatemala, porque, según  Hernández, para su esposo El Salvador no es una alternativa de retorno, ya que  las pandillas mataron a su abuelo y a su padre.

Una pesadilla

El caso de José Carrera no es distinto al de Hernández. Él Migró a EE. UU. hace más de 20 años y el amor lo llevó a casarse con una salvadoreña que es beneficiaria del TPS.

Carrera está casado desde hace 17 años y su preocupación ahora es lo que vendrá cuando concluya el plazo otorgado por el gobierno de Trump.

“Dios que nos ayude porque somos millones en la misma situación”, expresó. Este guatemalteco tiene tres hijos con la salvadoreña, y con el paso del tiempo y los permisos que ella obtuvo por el TPS lograron montar un negocio y adquirir algunos bienes. “Para nosotros es una pesadilla”, lamentó.

Solidaridad

Tekandi Paniagua, director de Comunicación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala, dijo que esperan que la cancelación del TPS no afecta a Guatemala, aunque  afirmó que la Cancillería ha expresado su solidaridad con “los hermanos salvadoreños”.

“Guatemala continuará estrechando los lazos con los cancilleres de El Salvador, Honduras y México”, puntualizó Paniagua.

Según la cartera del Exterior, está vigente el mecanismo de colaboración Tricamex, mediante el cual los países abordan temas migratorios  integralmente.