Migrantes

Deportan a las primeras cuatro familias desde E.E. U.U.

Un total de 14 personas, 10 de ellos menores, llegaron a suelo guatemalteco este miércoles, otros 12 capturados están pendientes de ser enviados al país.

Por Andrea Orozco y Henry Pocasangre

Cuatro familias detenidas el fin de semana pasado en Estados Unidos regresaron este miércoles al país. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Cuatro familias detenidas el fin de semana pasado en Estados Unidos regresaron este miércoles al país. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Luego de las capturas efectuadas el fin de semana pasado en Estados Unidos, cuatro mujeres y 10 niños regresaron este miércoles al país.

A bordo de un vuelo exclusivo para su regreso, y acompañados de personal del Servicio de Inmingración y Control de Aduanas estadounidense (ICE en inglés), las cuatro familias llegaron a la Fuerza Aérea Guatemalteca, luego de permanecer detenidos desde el fin de semana pasado.

Las mujeres y los menores, de entre 2 y 17 años, son originarios de Huehuetenango, Totonicapán y San Marcos; regresan sin oportunidad de obtener algún beneficio migratorio en aquel país.

En busca de oportunidades

  • Hace 17 meses, Duvilia Vicente Argueta viajó a Estados Unidos en busca de empleo pues no encontró oportunidades en Guatemala pese a que es maestra, allá trabajaba en una venta de repuestos. 
  • La mujer emprendió el viaje acompañada de sus dos hijos, junto a quienes fue deportada este miércoles.
  • Alfredo Vicente, tío de la profesional, llegó a esperarla a la Fuerza Aérea Guatemalteca para llevarla a su casa en Momostenango, Totonicapán, donde se reunirá con su familia a quienes no ve desde su partida.
  • Vicente Argueta fue detenida en su apartamento en Atlanta cuando la policía tocó la puerta y preguntaron por ella. “Les dieron una oportunidad de regresar voluntariamente, pero no quiso, el abogado que le llevaba el caso ya no dijo nada y no se pudo parar el caso”, explicó el tío.
Los primeros en descender del avión fueron una madre y dos hijos menores de edad, le siguieron una mujer con tres niños y dos niñas, ambas familias de Huehuetenango.

El tercer grupo fue la madre y su hijo de San Marcos, seguidas de una mujer con dos menores, originarios de Totonicapán.

A su llegada al país, los niños intentaron cubrirse el rostro y fueron recibidos por personal de migración, de la Procuraduría General de la Nación y la Procuraduría de los Derechos Humanos, quienes los retiraron del lugar en compañía de familiares.

Siguen las capturas

Autoridades guatemaltecas informaron que todavía están pendientes de ejecutarse entre 275 y 300 capturas de connacionales que ingresaron de forma ilegal a Estados Unidos, entre el 2014 y el 2015 y que tienen una orden de deportación.

En aquél país todavía están detenidos 12 migrantes, cuya fecha de retorno todavía se desconoce, pues inmigración continúa el proceso de revisión de los expedientes.

El canciller Carlos Raúl Morales dijo el lunes pasado que la información sobre las detenciones llegó de forma oficial a la Cancillería el 15 de diciembre, y el presidente Alejandro Maldonado la recibió entre el 28 y 29 del mismo mes.

“El Gobierno de Guatemala es respetuoso de la legislación de otro país, pero no está de acuerdo en que se den este tipo de detenciones”, aseguró Morales.

La representante de ICE, Bárbara González, expresó que los oficiales respetan los derechos de las personas detenidas y los llevan a albergues temporales mientras son enviados de regreso a Guatemala.

González dijo que muchos de los migrantes no son elegibles para un beneficio migratorio por lo que son deportados, y enfatizó en que estas personas son víctimas de los coyotes, de quienes reportó mil capturas.