Migrantes

Cinco guatemaltecos mueren ahogados en el río Bravo

Los cadáveres de cinco migrantes guatemaltecos fueron hallados este martes en el río Bravo, en la frontera norte de México, cuando intentaban cruzar a Estados Unidos. 

Por AFP

La Cancillería guatemalteca informó que se trata de tres mujeres y un varón;

  1. Rosa María de la Cruz Curruchic de Ortiz, 37, de Joyabaj, Quiché
  2. Bernardo Ortiz de la Cruz, 18, de Joyabaj
  3. María Guadalupe Francisco Basillo, 15, de San Miguel Acatán, Huehuetenango
  4. Florinda Manuel Pascual, 17, San Miguel Acatán, Huehuetenango
  5. Una quinta víctima no ha sido identificada

La causa de la muerte pudo ser la crecida repentina del caudal del río. Guatemala hace las gestiones para informar a los familiares y repatriar los cuerpos.

Los migrantes "murieron al intentar cruzar el río para internarse en los Estados Unidos por la frontera de Juárez a El Paso, Texas”, dijo Efrén Matamoros, director de la unidad municipal de Protección Civil en Ciudad Juárez.

Matamoros dijo que las autoridades mexicanas en conjunto con Estados Unidos "mantendrán operativos a lo largo del Río para ubicar más cuerpos", al asegurar que se trataba de un grupo de 11 indocumentados que intentó cruzar la frontera.

Los cuerpos fueron rescatados luego de que una adolescente guatemalteca que formaba parte del grupo señaló que varios habían sido arrastrados por las aguas, según indicaron las autoridades mexicanas.

Un migrante llevaba consigo una cartilla de los derechos humanos de los migrantes. (Foto Prensa Libre: EFE).
Un migrante llevaba consigo una cartilla de los derechos humanos de los migrantes. (Foto Prensa Libre: EFE).

El hallazgo de migrantes muertos es frecuente en varias partes de la frontera entre México y Estados Unidos, por donde intentan cruzar ilegalmente miles de mexicanos y centroamericanos.

Apenas el fin de semana, 10 migrantes indocumentados murieron en un camión que fue localizado en Texas y en el que habrían viajado entre 70 y 200 personas hacinadas, según las autoridades. Uno de los fallecidos era un dreamer de origen guatemalteco.