Migrantes

Elecciones de EE. UU. vistas por migrantes guatemaltecos

Migrantes guatemaltecos radicados en Florida opinan sobre las elecciones de Estados Unidos y lo que viene para los más de 55 millones de latinos que han decidido radicar en ese país. A su manera, todos coinciden en algo: la esperanza de un mejor futuro en un país que no es el suyo, pero que les ha dado la oportunidad de una vida mejor.

Por Eswin Quiñonez y Antonio Barrios

Unos 55 millones de latinos en EE. UU. esperan un gobierno de cambios a partir del 2017. (Foto Prensa Libre: Agencia AFP)
Unos 55 millones de latinos en EE. UU. esperan un gobierno de cambios a partir del 2017. (Foto Prensa Libre: Agencia AFP)

Estos cuatro guatemaltecos viven en Florida, uno de los estados que fue decisivo en la elección presidencial, comparten su opinión sobre el rumbo que tomará este país.

Son originarios de Chiquimulilla, Cobán y la capital. Fue una campaña que generó incertidumbre y unas elecciones atípicas, ahora el rumbo para los latinos será algo que genera expectativa.

  • “Soy escéptico. Me costó decidirme”

José Ramiro Valenzuela, de 70 años, es originario de Chiquimulilla, Santa Rosa. Vive en Miami Gardens. En Estados Unidos desde 1969. Es la quinta ocasión que votó en ese país. Está retirado, pero se dedica a entrenar a jóvenes futbolistas.

“Como guatemalteco, y siendo ciudadano de Estados Unidos desde 1985, estas son las elecciones más difíciles que he visto. Primero porque se han sacado los trapos al sol y se dedicaron a atacarse, eso hizo que la gente no se decidiera pronto”, dijo.

Agregó: “Soy escéptico, esta no fue una elección abierta. Me costó decidirme, porque por un lado, Donald Trump prometió que expulsaría a los delincuentes que se han refugiado aquí, y eso lo vi bien. Este es un refugio de bandidos. Por otro lado, Hillary Clinton dijo que ayudaría a los indocumentados, pero eso lo han ofrecido desde hace muchos años los demócratas y no lo han cumplido. La mayoría de los que entramos a este país, venimos a trabajar. Yo soy profesional y me ha tocado cortar grama, pintar casas, cortar árboles, porque uno viene a trabajar. No se viene a pensar en otra cosa. Ojalá que esta nueva administración no afecte a quienes pensamos solo en el trabajo”.

  • “Que se haga la voluntad de Dios”

Magali Girón, 49, llegó hace 13 años a Estados Unidos. Aún no puede votar en este país, pero espera poder hacerlo pronto. Vive en Florida y se dedica al servicio de catering de comida guatemalteca.

“Ha sido una elección reñida y muy sucia en el sentido de que los dos candidatos se dedicaron a atacarse y a tantos dimes y diretes, cuando el pueblo ya sabe de lo que hizo cada quien. Debieron enfocarse en ser más inteligentes y proponer soluciones. No se enfocaron en hacer propuestas para Estados Unidos, para los migrantes, para el empleo, para los niños, para quienes necesitan seguros, etcétera”.

“Sabemos que no importa en el país que sea, el presidente no solo toma un cargo importante sino es la cabeza de una nación completa. Cuando aprendemos a depender de Dios sabemos que no importa el que haya quedado, por eso estamos orando para que se haga la voluntad del Señor”.

  • “La gente siempre quiere algo diferente”

Walter Picón Soberanis, 47, tiene 23 años de vivir en Estados Unidos. Originario de Cobán, Alta Verapaz. Él no vota, pero sus hijas sí. Es propietario de restaurantes en Miami.

“Vine hace 23 años y estuve 17 sin documentos. Mis hijas crecieron en este país y ya son ciudadanas, ellas ya votaron. Este país está acostumbrado a los cambios, y es una tendencia ya a nivel mundial. Lo mismo ocurrió, por ejemplo en Guatemala”, compartió.

Agregó: “Quienes vivimos aquí solo esperamos que la situación sea positiva para los inmigrantes. En abril de este año logré mi residencia, gracias a que una de mis hijas cumplió la mayoría de edad. Fue relativamente fácil porque no tuve ningún problema con la ley, hay inmigrantes que cometen ilegalidades y son enviados a sus países. Esperemos que las cosas sean mejores con este gobierno”.

  • "Guatemala debe aprender de este sistema"

Jose Joaquin Palma es de la capital y trabajó en el extinto noticiero Teleprensa. LLegó a Estados Unidos en 1989 y desde entonces vive aquí junto a su familia. Es piloto de Uber.

“Voté por adelantado. Como hispanos, y por nuestra comunidad, votamos pensando en la promesa de una reforma migratoria en los primeros 100 días. El tema del trabajo y el salario mínimo es importante, el sistema de salud y migración. Es importante que ellos -los nuevos gobernantes- prioricen esos temas”, dijo.

Palma agregó: “Muchos han ido a votar por las amenazas y los insultos del otro candidato. Los hispanos salieron a votar porque hirieron nuestros sentimientos y orgullo. Para Guatemala sería beneficioso que se logre la reforma migratoria. Lamentablemente vemos que el gobierno de Guatemala no voltea a ver a los migrantes, se necesita más apoyo. Además, los políticos guatemaltecos, y sobre todo los congresistas, deben aprender del sistema de representación de EEUU, donde en realidad se sabe por quién se vota”.