Migrantes

Guatemaltecos sobreviven a explosiones en Bruselas

Una guatemalteca, sus dos hijas y su madre sobrevivieron a los atentados terroristas que se registraron en Bélgica, los cuales han dejado como saldo preliminar 34 muertos.

Por A. Rojas y Geovanni Contreras

Mariana Cruz viajaba hacia Guatemala cuando se reportó la explosión. (Foto Prensa Libre: AFP)
Mariana Cruz viajaba hacia Guatemala cuando se reportó la explosión. (Foto Prensa Libre: AFP)

Mariana Cruz, sus dos hijos y su madre viajaban a Guatemala desde Bruselas, cuando la explosión en la terminal aérea provocó lesiones a la primera, informó a Prensa Libre Tatiana Lucero, consejera de la Embajada de Guatemala en Bélgica.

Lucero indicó que Cruz se encuentra en el hospital Vilvoorde, para su atención, con lesiones, quemaduras y algunos golpes.

La funcionaria explicó que la comunicación vía teléfono celular está saturada, y un delegado de la Embajada viajó al hospital para conocer de primera mano la situación de Cruz y ofrecerle la asistencia requerida. 

Cruz iba con dos hijos, uno de ellos de brazos y su madre; no se sabe la condición de ellos pero se presume estable, según las limitadas conversaciones telefónicas desde la Embajada.

En Bélgica residen al menos 200 guatemaltecos, y la Embajada de Guatemala ha tenido comunicación directa con el 98 por ciento de ellos, según Lucero.

De acuerdo a las autoridades belgas, los atentados terroristas se registraron en el aeropuerto de Zaventem, en Bruselas, y la estación de metro de Maalbeek, en el centro de la capital europea.





Gobierna el miedo

Estuardo Salazar Gini, que viajaba de Budapest, Hungría, a Bruselas, también resultó afectado por la explosión, aunque no físicamente pero si tuvo atrasos en su viaje.

“Me encuentro varado junto a miles de pasajeros por los atentados terroristas que se dieron una hora después que mi vuelo aterrizara aquí en Bruselas”, publicó Salazar Gini en su cuenta de Facebook.

“Mi situación es incierta y las condiciones son poco humanas en el hangar donde nos tienen hacinados fuera de la terminal. ¡El Señor es mi fortaleza y escudo, mi alto refugio en tiempo de angustia!”, termina el mensaje del viajero.

Otro guatemalteco radicado en Bélgica, Danny Saavedra, explicó que hay miedo, mucha policía, ambulancias, heridos y muertos; por fortuna su familia está bien.

"El ambiente aquí está muy tenso, se oyen muchas ambulancias aún, hay mucha policía, mucha seguridad", dijo a Prensa Libre.





El Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex), a través de su cuenta de Twitter, lamentó los hechos registrados en Bélgica y condenó las acciones, al tiempo que externó su solidaridad al pueblo y Gobierno de Bélgica.

La Embajada de Guatemala en Bélgica está abierta para la atención a los guatemaltecos en ese país, aunque por el momento no se ha implementado ningún protocolo particular, según dijo Lucero.