Migrantes

Guatemalteco es ejemplo de solidaridad luego del huracán Irma

Julio Meléndez es un guatemalteco que reside en los Cayos de Florida, uno de los lugares afectados por el huracán Irma, que dejó recientemente cientos de damnificados. 

Por Julio Román y Miguel Barrientos

La ayuda para decenas de damnificados por el huracán Irma en Florida ha llegado gracias al guatemalteco Julio Meléndez. (Foto Prensa Libre: Vane Lozano)
La ayuda para decenas de damnificados por el huracán Irma en Florida ha llegado gracias al guatemalteco Julio Meléndez. (Foto Prensa Libre: Vane Lozano)

Meléndez ha sido ejemplo de solidaridad en la comunidad, pues a pesar de contar con pocos recursos, ayuda a las personas más afectadas.

La ayuda que el guatemalteco brinda fue documentada por Vane Lozano, una colombiana residente en Miami, Florida, quien luego del paso devastador del huracán Irma por ese estado, ha trabajado como voluntaria en la organización Friends for Global Change (FFGC)

El sábado recién pasado, mientras asistían a las víctimas en un sector de Castaway Trailer Park, en Marathon, Cayos de la Florida, Lozano vio a un hombre que colaboraba en el traslado de ayuda a los necesitados.

Inicialmente pensó que era voluntario de otra organización, pero algo la motivó a acercársele y conversar con él. Allí descubrió la historia de Julio, la cual se ha viralizado en Estados Unidos.

Lozano contó a Prensa Libre que le llamó la atención el empeño que le ponía Meléndez a su trabajo y se acercó a él para conocerlo, pero descubrió que él era también una de las víctimas del huracán.

Explicó que don Julio, quien se dedica a la jardinería, vivía en una pequeña casa móvil en ese sector de Marathon, pero que quedó destruida por el huracán. Además, perdió todo su equipo de jardinería, pues personas saquearon su vivienda luego del desastre.





Lozano dijo que Meléndez recogió sus pocas pertenencias y las metió en su picop, en donde vive desde entonces; sin embargo, su tragedia no lo detuvo y volcó todos sus esfuerzos para ayudar a quien él califica como menos afortunados.

Voluntarios de FFGC grabaron el instante en el que Lozano entrevista a Julio y explica que se siente afortunado porque tiene un lugar donde dormir, su picop, y que hay otras personas que son menos afortunadas y que necesitan mucha ayuda, por eso ha trabajado para llevarles hielo, agua y algunos insumos.

Según Lozano, muchas de las personas del área no tienen documentos legales en Estados Unidos y por eso tienen miedo de llegar a pedir ayuda, y es allí en donde Julio entra en acción, pues con su picop reparte la ayuda que incluso él ha recibido.





Lozano recordó que ella subió a su cuenta de Facebook la historia de Julio para dar a conocer el buen corazón que tiene y su trabajo para ayudar al prójimo, y en cuestión de horas el video y las fotografías se viralizaron y la noticia ya ha salido en varios medios de aquel país.

Eso mismo fue aprovechado por la organización FFGC para crear una campaña de recaudación de fondos en GoFundme que busca reunir US$50 mil para comprarle una nueva casa rodante a Julio.





Lozano también expresó que los fondos serán utilizados para comprarle nuevo equipo de jardinería a Meléndez, quien trabaja para una compañía del ramo en el área.

“Muchas personas de Guatemala me han contactado y han donado dinero para la nueva casa de don Julio”, expresó Lozano.

Añadió, “Es tan grande el corazón de don Julio que dice que, aunque todavía tiene trabajo, no volverá, porque primero quiere ayudar a las personas necesitadas del área. Dice que ya luego verá qué hace y que, si por ayudar le quitan el trabajo, no habrá problema”.