Migrantes

Hay 71 mil 911 casos de deportación en EE. UU. de guatemaltecos

Las cortes de inmigración de Estados Unidos (EE. UU.) tienen un total de 71 mil 911 expedientes de guatemaltecos que enfrentan un proceso legal con la posibilidad de ser deportados.

Por Henry Estuardo Pocasangre

Los detenidos en la frontera de Estados Unidos son trasladados a la oficina de la Patrulla Fronteriza y luego deportados a su país de origen. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los detenidos en la frontera de Estados Unidos son trasladados a la oficina de la Patrulla Fronteriza y luego deportados a su país de origen. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

De ese total, hay 660 casos de personas a las que ese país pide expulsar, señaladas de haber cometido algún delito penal, de seguridad nacional o terrorismo, de acuerdo con los datos del Centro de Información de Acceso a los Registros Transaccionales (TRAC, en inglés), de la universidad de Syracuse, Nueva York.

Con esa cifra, Guatemala se convierte en el tercer país con mayor cantidad de peticiones formales de deportación, detrás de México, que suma 128 mil 424 procesos, y El Salvador, con 923 mil 510.

Estos casos son parte de los 496 mil 704 acumulados durante el año fiscal 2016 —del 1 de octubre del 2015 a julio del 2016— que deben resolver las cortes. Los procesos aumentaron y representan un crecimiento de al menos 40 mil peticiones de deportación oficiales, a diferencia del año pasado.

En febrero, la Oficina Ejecutiva para la Revisión de Inmigración (EOIR, en inglés), anunció la investidura de 34 nuevos jueces especialistas en estos procedimientos, y con ellos llegaron a 273 togados para resolver las peticiones de migrantes de todas las nacionalidades.

Los cálculos indican que cada juez debe hacerse cargo de dilucidar mil 819 procesos, lo que significa que la carga de trabajo se extenderá hasta dos años y medio de espera.

Los procedimientos contra connacionales han comenzado en su mayoría en cortes de California, que ya acumula 11 mil 437 expedientes; Florida, que lleva ocho mil 101, y Texas, con siete mil 829.

Otros estados con menos procedimientos son Nueva York, con cuatro mil 984; Massachusetts, Virginia, Nueva Jersey, Georgia y Tennessee, con tres mil cada uno.

En cuanto a los casos en las cortes, por debajo de Guatemala están Honduras, China, India, Ecuador y República Dominicana.

La prioridad

Para las cortes de inmigración la prioridad son los menores no acompañados y las madres o padres con niños, también llamados unidades familiares. En ambos casos han sido detenidos cruzando la frontera.

Los niños que viajan solos suman ocho mil 291 del total de los casos de Guatemala y las unidades ascienden a seis mil 138 pendientes de litigios.

Para el país, los casos de deportación de menores no acompañados desde el 2009 han significado 62 mil 140 procedimiento, de los cuales aún no han sido resueltos 22 mil 862 casos. También se han dado retiros de órdenes de deportación por las cortes, que son 19 mil 390, y han permitido a los menores permanecer en EE. UU.

Las otras decisiones han sido salidas voluntarias y procedimientos de alivio migratorio, que incluyen distintas medidas.

En el caso de las unidades familiares, las estadísticas reportan 24 mil 848 procesos, de los que están pendientes 18 mil 59 por resolverse. En este tipo de procesos los menores fueron detenidos en alguno de los pasos fronterizos acompañados de la madre o el padre.

Expulsados

Derivado de casos presentados a cortes de inmigración, los jueces han resuelto la expulsión de 25 mil nueve guatemaltecos, muchos de ellos residían en Nueva York y California.

De todos los deportados, el 59.46 por ciento ha sido por ingresar sin inspección y el 31.74 por algún cargo presentado por inmigración. También hubo deportaciones a Guatemala porque las personas cometieron algún delito federal.

En ese rango, el país también está en tercer lugar, solo por debajo de México y El Salvador.

Los retornos o expulsiones desde EE. UU. también se aplican a personas detenidas en las fronteras, que no pueden optar a ningún beneficio migratorio y es inmediato el mecanismo de repatriación. La Dirección General de Migración contabiliza hasta el 26 de julio de este año 18 mil 193 personas, unas 700 menos que en el 2015. De los deportados, 118 han sido menores de edad.

También se cuentan las personas que no han podido llegar al país norteamericano y fueron detenidas en México. Desde allí Migración ha recibido a 27 mil 894 personas hasta la fecha. De esa cantidad, 18 mil 72 son hombres con más de 18 años de edad y tres mil 356 son menores.

Mujeres han llegado cuatro mil 668 mayores de 18 años y mil 798 menores de esa edad.

El año pasado, a la misma fecha, ya sumaban 44 mil 718 guatemaltecos retornados.

De acuerdo con los registros de la Patrulla Fronteriza de EE. UU., han sido detenidos intentando ingresar en ese país 14 mil unidades familiares y 13 mil 777 menores no acompañados.

La mayor parte de los detenidos por la patrulla fueron encontrados en los lugares conocidos como Río Grande, Del Río, Tucson y San Diego.

En Guatemala, Migración tiene reportes hasta julio de 44 unidades familiares que retornaron por vía aérea. En los vuelos han llegado 36 niños y 18 niñas, acompañados de 29 mujeres y 15 hombres.

De acuerdo con registros de Comunicación Social de esa entidad, el origen que indican las personas es en su mayoría Huehuetenango y San Marcos, entre otros departamentos.

Las últimas dos familias ingresaron deportadas el pasado 13 de julio, y según explicaron al personal de la entidad, salieron desde sus residencias en Huehuetenango y Quiché. En esa ocasión fueron dos padres con sus pequeños.

Suben casos

En 1998, las cortes de inmigración recibieron ocho mil 842 casos de deportación solicitadas por oficiales federales. En los siguientes años disminuyó y se mantuvo hasta el 2004.

Un año después, comenzó a crecer la demanda de resoluciones de expulsión pedidas por el país, a raíz del incremento en la llegada de personas sin documentos legales; de 10 mil 365 en el 2005 pasó a 18 mil 972 en el 2010. Desde ese año los procesos se han duplicado, como en el 2013, cuando hubo 33 mil. En el 2014 pasó a 46 mil y el año pasado reportaron 58 mil.

Piden agilizar procesos

El ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Morales, explicó que las demoras en los casos han crecido a consecuencia de la “avalancha” de niños inmigrantes centroamericanos  detenidos en el 2014.

“Los jueces de inmigración aducen que la demora es por los menores que han llegado sin compañía; sin embargo, hay casos sin resolver desde 2008”, indicó Morales. Además agregó que la Cancillería ha solicitado de manera permanente que la mora judicial sea resuelta, según el canciller, para dar certeza de la estadía en ese país. “Los consulados han estado alertas a proteger los derechos de los guatemaltecos”, añadió.

Aprovechar para trabajar

La recomendación de Carlos Calderón, presidente de la Coalición Nacional del Inmigrante Guatemalteco (Conguate), es que las personas que tiene un caso en proceso aprovechen el tiempo para trabajar, pues es un espacio en el que no pueden ser deportados y tienen permiso temporal para laborar.

“Lo que dicen es que los jueces y las cortes han sido insuficientes. Lo importante es que la gente que está en uno de esos casos se aboque a un abogado que lo pueda representar, lo ideal es trabajar y ahorrar para tener una buena defensa”, indicó Calderón, quien dijo que lo negativo es la zozobra que mantienen por la espera.