Migrantes

Hija de guatemaltecos entre las víctimas de la matanza de Orlando

Mercedez Marisol Flores, de 26 años,  es una de las 50 víctimas mortales del ataque ocurrido la madrugada del domingo en Orlando Florida.

Por Carlos Álvarez

Mercedez Marisol Flores, murió el pasado domingo en el atentado en una discoteca de Orlando, Florida. (Foto Prensa Libre: Tomada de la cuenta de Facebook Mercedez Flores)
Mercedez Marisol Flores, murió el pasado domingo en el atentado en una discoteca de Orlando, Florida. (Foto Prensa Libre: Tomada de la cuenta de Facebook Mercedez Flores)

La información la confirmó la tarde de este lunes el Ministerio de Relaciones Exteriores, que detalló que Flores nació en Queens, Nueva York.

La joven era hija del guatemalteco César Flores. La mujer residía en Davenport, Florida, y asistía al Valencia Comunity College en Orlando.

Según la Cancillería, en el momento del ataque, Flores se encontraba con su amiga, Amanda Alvear, de origen puertorriqueño, quien también murió en el ataque.

El Ministerio, a través del Consulado General de Guatemala en Miami, se comunica con las autoridades de Estados Unidos para ofrecer asistencia consular correspondiente a la familia.

Las autoridades guatemaltecas en Orlando corroboran información para determinar si entre las víctimas se encuentran otros guatemaltecos.

Busca respuestas

Al saber de la noticia, César Flores se movilizó a Orlando, y en rueda de prensa con medios estadounidenses aseguró: “Me duele tanto porque es una hija. Son 26 años los que estuvo a la par de nosotros, no es fácil”.

“No sabemos nada, solo sabemos que entró un hombre, que disparó y mató. Nada más”, aseveró Flores, quien afirmó que llegó al lugar para buscar respuestas.

El padre describió a su hija como una joven entusiasta, que estudiaba mucho y trabajaba duro.

Fatal atentado

El domingo por la madrugada, Omar Mateen, un estadounidense que simpatizaba con el Estado Islámico, ingresó al club gay Pulse y con un arma de grueso calibre mató a 49 personas.

Estados Unidos investiga si Mateen además de simpatizar con el grupo extremista era uno de sus militantes.

Otros testimonios de víctimas también han salido a luz.

"Todos se estaban tirando al suelo, pensé que era parte de la música hasta que vi fuego saliendo de su arma", dijo Rose Feba al Orlando Sentinel.