Migrantes

“Las personas huyen del crimen” 

De El Salvador viene mayoría de refugiados radicados en el país, cita experto de Naciones Unidas.

Por Manuel Hernández Mayén

Enrique Valles considera dramática la situación mundial de refugiados. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Enrique Valles considera dramática la situación mundial de refugiados. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

El representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados en Guatemala (Acnur), Enrique Valles, explica en  entrevista a Prensa Libre, en el marco del Día Mundial de los Refugiados que se conmemora hoy 20 de junio, que en el Triángulo Norte de Centroamérica el desplazamiento hacia otros países se produce a causa de la violencia.

¿Por qué los guatemaltecos se han desplazado hacia el norte?

Los índices de homicidios son un parámetro que nos permite visualizar ese movimiento de personas, aunque la magnitud es mucho mayor en  Honduras y El Salvador. En Guatemala se han reducido los índices, pero hay casos de guatemaltecos que se ven forzados a buscar protección en México y Estados Unidos. Se registra un incremento sostenido de personas, mayoritariamente con la misma problemática de los hondureños y salvadoreños, impulsadas por  grupos criminales.

¿Cuál es la expectativa del efecto Trump en el Triángulo Norte?

694 solicitudes de asilo se han registrado de 2002 al 2016. El 13 por ciento presentadas por niños, niñas y adolescentes.

De momento es imprevisible. Un poco el análisis es la incertidumbre ante las medidas que se están adoptando y de momento está claro que ha habido un índice menor de deportaciones en el  2017. En ese sentido, hay  previsiones de que en el segundo semestre del 2017 se podrían incrementar los retornos. Los colegas de la Organización Internacional para las Migraciones prevén que cuando se implementen algunas resoluciones judiciales, podrían incrementarse.

¿Aparte de salvadoreños y hondureños, han pedido protección personas de otros países?

Ha habido casos de venezolanos que han solicitado el estatus de refugiados, que es una tendencia en todo el continente debido a la crisis que tiene ese país.

¿Hubo un aumento de detenciones de quienes venían de África?

Ellos  tenían como destino final  un proyecto migratorio a Estados Unidos. Hubo un repunte muy importante, entraban normalmente por una especie de ruta migratoria organizada por Esquipulas, por  El Salvador y atravesaban Guatemala para seguir a Estados Unidos. Han sido personas en tránsito y muy pocas pidieron protección del Estado.

¿Se ha determinado que existan grupos de trata de persona que ayuden a estas personas?

300 refugiados reconocidos en Guatemala, de los cuales el 21 por ciento son niños , niñas o adolescentes.

Si creemos que hay unas estructuras apoyando este tráfico humano y que los estados deben y quieren combatir. Son estructuras a veces demasiado poderosas.

¿Está funcionando el sistema de asilo en Guatemala?

Está funcionando bien, la comisión nacional de refugiados que es un ente interministerial, ha hecho un esfuerzo para dar respuestas la cual la están dando en un promedio de tres meses para resolver  solicitudes de asilo. Desde el 2014 han sido reconocidas 155 personas y en su gran parte salvadoreños. El Estado guatemalteco tiene una comprensión clara con la problemática que viven algunos vecinos

100 por ciento de los niños, niñas o adolescentes de Honduras y El Salvador que solicitaron asilo desde 2015 fueron reconocidos como refugiados.

¿Hay particulares que apoyan a los migrantes en su paso?

Hay grupos de mujeres en Esquipulas que brindan el apoyo a los migrantes que van de paso, sobre todo en su camino de querer llegar a Estados Unidos. Ellas con sus propios recursos brindan alimentación a las personas. En Guatemala los migrantes son mejor tratados que enn otros países, lo han expresado las personas que provienen de África.

¿Cómo está el tema de los refugiados a escala mundial?

La situación es dramática, y es tan dramática que desde el final de la Segunda Guerra Mundial no había  tantas personas en el mundo con necesidad de protección internacional; es decir, refugiados y desplazados internos. En este momento hay 65 millones de personas que se han visto forzadas a huir de sus hogares por guerras y persecución.

En el primer trimestre del 2017 la Red Nacional de Espacios de Protección en Guatemala asisitió 700 por ciento más casos de población LGBTI en comparación al primer trimestre del 2016.