Migrantes

Guatemalteca podría ser deportada y separada de su familia luego de toda una vida en EE.UU.

La vida de la guatemalteca Lilian Calderón podría dar un giro dramático si es deportada, luego de haber pasado casi toda su vida en EE.UU., donde formó una familia.

Por Redacción

Lilian Calderón está casada en con un ciudadano estadounidense, de origen mexicano, con quien procreó dos hijos en EE.UU. (Foto Prensa Libre: Facebook)
Lilian Calderón está casada en con un ciudadano estadounidense, de origen mexicano, con quien procreó dos hijos en EE.UU. (Foto Prensa Libre: Facebook)

Calderón llegó a ese país junto a sus padres cuando tenía tan solo 3 años, y ahora, de 30, permanece en prisión, en Boston, Massachusetts, a la espera de lo que decida la justicia y autoridades de Migración.

La vida de la guatemalteca se complicó cuando autoridades le negaron darle asilo a su padre, por lo que permaneció en ese país de forma irregular.

El 17 de enero último su situación se volvió crítica pues fue detenida por agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), por una orden de deportación emitida en el 2002.

La detención de Calderón, quien reside en Rhode Island, se dio a pesar de que seguía un proceso para conseguir la residencia permanente.

Luis Gordillo, pareja de la mujer, es un ciudadano estadounidense, de origen mexicano, con quien Calderón procreó a una niña de 4 años y un niño de 22 meses.

Calderon aún solicitaba su residencia permanente el mes pasado, cuando los agentes de inmigración la arrestaron.

La guatemalteca Lilian Calderón llegó a EE.UU. cuando tenía tan solo 3 años, por lo que ahora, de ser deportada, su vida cambiaría drásticamente y perdería a su familia. (Foto Prensa Libre: Facebook)
La guatemalteca Lilian Calderón llegó a EE.UU. cuando tenía tan solo 3 años, por lo que ahora, de ser deportada, su vida cambiaría drásticamente y perdería a su familia. (Foto Prensa Libre: Facebook)

Martin Harris, abogado de la familia, dijo a medios estadounidenses que Calderon había aplicado a la protección del programa DACA ( Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, en inglés) pero se la negaron, porque el gobierno no estuvo satisfecho con la cantidad de documentos que ella presentó.

Según Harris, no había suficientes pruebas de que Calderon había estado en los EE.UU. constantemente desde que llegó.

Sin un número de Seguro Social, es difícil para un inmigrante indocumentado abrir una cuenta de banco y muchas otras cosas que dejarían rastro, argumentó el defensor.

El caso de Lilian ha despertado el interés y apoyo de grupos de la sociedad civil, así como de la comunidad donde reside.