Capturan a socorristas sindicados de violación

Tres hombres sindicados de pertenecer a una banda de violadores fueron capturados este lunes en San Benito, Petén; entre los detenidos figuran dos socorristas de los Bomberos Voluntarios, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Por la Redacción / San Benito

Los detenidos son trasladados a una subestación de la PNC en Flores, Petén. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Los detenidos son trasladados a una subestación de la PNC en Flores, Petén. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

Se trata de los socorristas Álvaro Adolfo Lemus Contreras, de 33 años;  y Jorge Waldemar Col Góngora, 32; quienes pertenecen a la  57 Compañía de los Bomberos Voluntarios; además, del particular Josué Enrique Góngora Olivares, 23.

Se presume que los sujetos habrían abusado a unas cinco féminas, extremo que es investigado por las autoridades.

Según las investigaciones policiales, el modo de operar de los detenidos consistía en contactar a las posibles víctimas y llevarlas a terrenos baldíos o casas abandonadas en la referida localidad.

La aprehensión de los individuos se efectuó mediante una orden de captura emitida el 5 de febrero del año en curso.





Valdemar Col Bol, jefe de la 57 Compañía de los Bomberos Voluntarios, dijo que el problema no tiene nada que ver con la institución y que aún no se sabe el motivo de las capturas.

“Ellos están tranquilos y tienen el apoyo del resto de sus compañeros. Estoy seguro de que las acusaciones son infundadas”, dijo Col Bol. 

Pesquisas

Según el Ministerio Público (MP), la denuncia de una joven de 16 años que fue secuestrada y abusada sexualmente por tres hombres, dio lugar a las investigaciones y coordinar este lunes la aprehensión de los supuestos responsables del hecho.

La investigación preliminar detalla que Josué Enrique Góngora pretendía a la afectada a quien conoció por medio de la red social Facebook y mantenía comunicación con ella.

Según la acusación, en una ocasión el presunto agresor le mandó a la víctima una encomienda con una figura obscena, lo cual la molestó y decidió alejarse de él y terminar la amistad.

Añade que 14 de diciembre de 2015,  la afectada esperaba un transporte colectivo frente a un centro comercial cuando de un vehículo se bajó un hombre quien la sujetó de un brazo, le colocó un trapo en la rostro y la víctima  perdió el conocimiento.

Explica que esta fue llevada en cautiverio a una vivienda abandonada en el barrio La Granja, en Santa Elena, donde habría sido abusada sexualmente por los tres capturados, quienes la amarraron y le colocaron una venda en los ojos.

Resalta que a uno de los presuntos agresores lo identificó por la voz y a los otros dos cuando se le cayó la venda de los ojos, luego de un forcejeo. 

Agrega que los presuntos  agresores dejaron a la víctima en cuidado de una menor, quien le ayudó a escapar y le regaló Q5 para que regresara a su casa.

Los sindicados fueron puestos a disposición de un juzgado para esclarecer su situación legal. 

Hecho similar

El 10 de junio del 2014, cuatro agentes de la PNC fueron capturados en Quiché, sindicados de violación con agravación de la pena en forma continuada.

Los capturados en esa ocasión fueron identificados como Matías de León, de 31 años; Matías de Jesús Caal, 22, y Orlando Israel Gamarro Gamarro, 27, quienes fueron capturados en la subestación de la comunidad La Parroquia Lancetillo, Chicamán. Aparte, Carlos Álvarez, 35, fue apresado en aldea El Pinal, Uspantán.

La aprehensión fue ordenada por el Juzgado de Primera Instancia Penal de Nebaj, por la  denuncia interpuesta por una joven de 17 años en contra de los  cuatro agentes, quienes presuntamente abusaron de ella el 1 de junio, junto a un quinto cómplice que la llevó a la subestación policial.