Hombre corre disfrazado de jaguar para promover cuidado de la fauna

Miguel Ángel Tesucún Vitzil, quien a temprana edad comenzó a practicar atletismo y reside en San José, Petén, se disfraza de jaguar para correr, con el fin de promover la protección de la flora y fauna.

Por Rigoberto Escobar / San José

Miguel Ángel Tesucún junto a otros atletas que participaron en la carrera de San Silvestre en Flores, Petén, en diciembre del 2015. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar).
Miguel Ángel Tesucún junto a otros atletas que participaron en la carrera de San Silvestre en Flores, Petén, en diciembre del 2015. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar).

Tesucún relató que su pasión por el atletismo comenzó en las actividades deportivas que efectuaba en su establecimiento educativo. Recordó que cuando cumplió 15 años, ya había ganado trofeos  en distintas competencias.

Explicó  que la idea de  competir disfrazado de jaguar nació luego de haber conocido a Óscar García, quien se disfrazaba de tigre para practicaba deporte.

Actualmente Tesucún Vitzil tiene 48 años y dice sentirse contento por el cariño que le brindan algunos vecinos, ya que cuando culmina una competencia, varias personas se acercan para tomarse fotografías con él.  “Lo importante de competir, no es llegar primero a la meta”, expresó.

Recordó que cuando tenía 23 años participó por primera vez en el Medio Maratón de Cobán, Alta Verapaz, y que uno de sus mejores tiempos es de  1 hora con 18 minutos.



Miguel Ángel Tesucún se alista para una competencia en Flores, Petén. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar).
Miguel Ángel Tesucún se alista para una competencia en Flores, Petén. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar).


El jaguar petenero, como lo conocen los vecinos, indicó que durante el ciclo escolar es invitado por autoridades educativas, con el fin de brindar charlas sobre la importancia de practicar cualquier actividad deportiva y promover el cuidado de la flora y fauna.

El atleta resaltó que ha competido en  Belice, Honduras, México y El Salvador y que actualmente se desempeña en un proyecto arqueológico, en la comunidad de Carmelita, San Andrés.

Dijo que sus tiempos libres aprovecha para entrenar en medio de la selva petenera, acompañado del  aullido de los monos arañas.