"El camión empezó a moverse y me encomendé a Dios"

Tres hombres relataron este miércoles que de forma milagrosa se salvaron de morir en un accidente de tránsito, ocurrido en Santa Ana, Petén.

Por Rigoberto Escobar / Santa Ana

“Veníamos de la capital, todo caminaba bien, cuando de pronto escuchamos un gran estruendo. El camión empezó a moverse y me encomendé a Dios”, dijo Fernando de León, ayudante del camión accidentado, que se dirigía a entregar producto a ferreterías en San Benito y Santa Elena, Flores.

Nilton Méndez, vocero de los Bomberos Voluntarios de San Benito, indicó que fueron alertados de la emergencia y atendieron al piloto del automotor, Felipe Nery Witz, de 50 años; así como a Fernando de León, 30; Marvin Gonzalez, 28, y a un guardia de seguridad privada que no se identificó.



Vecinos de Santa Ana, Petén, auxilian a ocupantes de camión accidentado. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Vecinos de Santa Ana, Petén, auxilian a ocupantes de camión accidentado. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)


Socorristas indicaron que el piloto del transporte fue trasladado al Hospital Regional de San Benito, mientras que los otros tres hombres fueron estabilizados en el lugar del percance.

Aparte, los afectados indicaron que el accidente ocurrió cuando transitaban por la zona urbana de Santa Ana, y por motivos que se desconocen uno de los neumáticos explotó y ocasionó que el piloto perdiera el control del automotor.

“Como seguridad del camión, venia atrás custodiando la mercadería. Cuando el camión empezó a dar vueltas, me tiré. No tengo ninguna herida, aunque mis compañeros sí”, dijo el guardia de seguridad, quien omitió su nombre.

Se conoció que debido a la gravedad de las herias que sufrió, Witz, el piloto del automotor, falleció luego de varias horas de haber sido llevado a la emergencia del referido centro asistencial.