Turista pide matrimonio a su novia en El Mirador

La pareja de turistas españoles Gaizka y Raquel Zapata se juraron amor eterno durante su visita  al sitio arqueológico de El Mirador, Petén. 

Por Rigoberto Escobar

La pareja declaró su amor frente a un hermoso atardecer en San Andrés, Petén. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
La pareja declaró su amor frente a un hermoso atardecer en San Andrés, Petén. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

Los enamorados se declararon su amor  la semana pasada en la pirámide La Danta e indicaron que para febrero del próximo año tienen en agenda contraer matrimonio en el referido lugar.

José Francisco Cano Ozaeta, delegado de asistencia al turista del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), indicó que conoció a los turistas en la Isla de Flores, debido a que solicitaron una información del área.

Explicó que Gaizka y Raquel adquirieron un paquete vía  terrestre para llegar Al Mirador y escalar La Danta, donde la novia se sorprendió cuando su pareja le pidió matrimonio, luego de un año de noviazgo. 

La pareja le indicó a Cano que se conoció en septiembre del año anterior en un aeropuerto de Nepal, cuando ambos se dirigían a una casa de voluntariados.

El delegado agregó que Gaizka, como se identifica el novio, tomó la decisión de pedir matrimonio en dicho lugar, debido que cuando visitó a su padre en San Salvador, El Salvador, optó por conocer Guatemala, donde un guía le explicó que en

Petén existía la pirámide más grande del mundo, por lo que surgió la inquietud de que el  área sería el lugar perfecto para pedirle a Raquel que se casaran.

Raquel Zapata recordó que durante su servicio de voluntariado en Nepal, compartieron el mismo coordinador de proyectos y la misma casa con otros voluntarios; además, recuerda que pidió que Gaizka la fuera a buscar al aeropuerto, fue donde su amistad creció, luego se enamoraron.  



Gaizka y Raquel Zapata tienen programado contraer matrimonio en febrero próximo. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar).
Gaizka y Raquel Zapata tienen programado contraer matrimonio en febrero próximo. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar).


“Conocer a Raquel me salvó en muchos aspectos, y jamás podré estar lo suficientemente agradecido por haberla conocido. Todo ha sido muy especial con ella, cuando decidimos viajar a El Salvador, yo sabía que ella era la mujer de mi vida, porque iba a conocer a mi familia”, manifestó Gaizka

Agregó: “Estábamos en la cima de La Danta y de fondo un maravilloso atardecer acompañado de un arcoíris, cuando me dijo que si quería casarme con él; fue una sorpresa muy grande, no me lo esperaba, qué lugar tan mágico”, resaltó.

Según autoridades del Inguat en Petén, en febrero del próximo año se tiene en agenda la boda de la pareja, por lo que los preparativos ya comenzaron con las búsqueda de un sacerdote maya y otros líderes religiosos, ya que se tiene programado que se efectué una ceremonia para  evocar a los dioses y guerreros del sitio arqueológico de El Mirador.