Política

CIV recibe millonaria transferencia

Mientras la población se aprestaba para el descanso de la Semana Santa, las autoridades del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) recibían una asignación de Q1 mil millones que, según el acuerdo gubernativo, utilizarán para varios destinos.

Por Jessica Gramajo

Parte de la nueva asignación al CIV se destinará para construcción y mantenimiento de carreteras. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Parte de la nueva asignación al CIV se destinará para construcción y mantenimiento de carreteras. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El acuerdo que permite la transferencia millonaria fue aprobado por el presidente Otto Pérez Molina el 25 de marzo, con el argumento de que se utilizaría “principalmente” para la ejecución y supervisión de proyectos de infraestructura vial, desarrollo urbanístico, mantenimiento de carreteras e incluso reconstrucción de viviendas damnificadas por el terremoto del 7 de julio del 2014.

Con el movimiento descrito, el techo presupuestario del CIV pasará de Q4 mil 890 millones a Q5 mil 890 millones.

Destino de fondos

  • Del los Q1 mil millones se destinarán Q586.2 millones a muros de contención, y carreteras.
  • Q43 millones al pago de servicios básicos.
  • Q205 millones para compras en la Dirección General de Caminos.
  • Q152 millones para pago de deuda flotante.
  • Q13.7 millones para Udevipo.

Los recursos se habrían transferido del bolsón sin destino de Q1 mil 965 millones que fue aprobado en la partida Obligaciones del Estado a cargo del Tesoro del Presupuesto de ingresos y gastos que corresponde al 2015.

Reparten fondos

La asignación sin destino, que fue fuertemente criticada e incluso impugnada en la Corte de Constitucionalidad, luego de la aprobación del Presupuesto, habría empezado a repartirse desde el 11 de marzo, cuando a través de otro acuerdo gubernativo el presidente Pérez Molina aprobó una transferencia de Q965 millones.

Sin mayor detalle, el documento refiere que los recursos se habrían distribuido en Q50 millones para gastos de funcionamiento del Ministerio de la Defensa, y los Q915 millones restantes, para la cartera de Salud Pública y Asistencia Social.

Lea el artículo completo en nuestra edición impresa o cómprelo Aquí.