Política

Jimmy Morales, exministra de Salud, ganaderos y jefe de la SAT, entre dimes y diretes

El presidente Jimmy Morales culpó a la exministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack, de un posible desabastecimiento en la red hospitalaria, hecho que ella refutó luego en redes sociales.

Por Jessica Gramajo

El presidente Jimmy Morales sostuvo una reunión con ganaderos y agroindustriales en Izabal (Foto: Gobierno de Guatemala)
El presidente Jimmy Morales sostuvo una reunión con ganaderos y agroindustriales en Izabal (Foto: Gobierno de Guatemala)

Durante un discurso que ofreció Morales en una reunión con ganaderos y agroindustriales en Izabal, aseguró: “Corremos el riesgo de que en noviembre volvamos a tener un poco de problema -con el abastecimiento en hospitales- porque la anterior autoridad del ministerio -de Salud- no hizo las compras correctas”.

Luego agregó: “Espero que tenga la gallardía de reconocerlo, frente a los medios, como ha tenido la gallardía para decir otras cosas”.

La anterior autoridad es Lucrecia Hernández Mack, quien renunció junto con su equipo de trabajo a la titularidad de esa institución, luego de que Morales declarara non grato al jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig), Iván Velásquez, dos días después de que se presentara junto con el Ministerio Público una denuncia contra el mandatario por financiamiento electoral ilícito durante la campaña electoral de 2015.

Pocos minutos habían pasado desde la declaración de Morales, cuando Hernández Mack se pronunció en redes sociales, y de manera sarcástica escribió: “Traducción: ‘Queremos declarar estado de calamidad en red de servicios para comprar por excepción. Ya tenemos diputados y proveedores”.

Más tarde agregó: "De paso que él -Morales- pide 'dar la cara', cuando se ha estado escondiendo en las últimas semanas, sin dar explicaciones ni declaración alguna. Pfff".

Contra la SAT

Otro de los que fueron aludidos en Izabal, fue el jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Francisco Solórzano Foppa, pero no por el Presidente, sino por el ex diputado del partido Líder (2008-2012) Édgar Leonel Castañeda, de la asociación de ganaderos de Izabal, uno de los invitados a estar junto al mandatario en la tarima principal.

"Nosotros los guatemaltecos no queremos izquierdistas en el gobierno, no estamos acostumbrados.. Fuera Foppa, también. No necesitamos también a esta señora que nos está tropezando todos nuestros procesos de invasiones de tierras aquí en Izabal", dijo Castañeda en su discurso.

Desde que Solórzano Foppa asumió la SAT, ha impulsado una lucha contra los evasores de impuestos. Esto ha sido tomado por los agroindustriales, quienes en su mayoría trabajan en la informalidad, como un ataque.

Incluso, para evitar las sanciones establecidas en ley, han buscado, a través de algunos diputados en el Congreso, que se declare una amnistía fiscal y judicial, que además les condonaría el pago de multas y sanciones por todos los años que no han pagado impuestos.

Luego del rechazo manifestado durante el discurso del mandatario, el titular de la SAT también se pronunció en redes sociales, afirmó: “Que un sector informal y evasor como el ganadero, pida mi salida, es un elogio a mi gestión. Pagarán mas pronto que tarde, denlo por hecho”.

Durante su discurso, el mandatario indicó que está impulsando una ley que de regularización que permita a los ganaderos, a los agricultores y a los vendedores de informalidad pagar impuestos, para “contribuir legalmente en la construcción de la Guatemala que nosotros queremos”.

Vea las polémicas declaraciones: