Política

Canciller afirma que diputados oficialistas han sugerido personal

Los diputados del partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) Javier Hernández Ovalle y Édgar Ovalle fueron quienes   solicitaron plazas en el Ministerio de Relaciones Exteriores, indicó el canciller Raúl Morales, en una citación con la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Por Jessica Gramajo

El canciller afirma que diputados oficialistas y viceministros le han sugerido contratar personas. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)
El canciller afirma que diputados oficialistas y viceministros le han sugerido contratar personas. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)

Según el ministro, también recibió sugerencias de una viceministra de Gobernación y de un viceministro de Desarrollo Social, pero, afirmó: “No recuerdo el nombre de los funcionarios”.

Morales afirmó que no presentó denuncias contra las personas que le sugirieron plazas porque no le pidieron “nada malo”,  pese a que la Ley contempla el tráfico de influencias.

El canciller dijo que solicitar plazas es una práctica común en los ministerios. “Sucede todo el tiempo”, enfatizó, aunque  aseguró que  no contrató a las personas referidas.

Según el funcionario, para continuar al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores puso como condición que no se contratara a “ningún cónsul político” ni a más de seis embajadores del partido, para privilegiar la carrera diplomática.

Molestia

Aunque Ovalle reconoció que sostuvo una reunión con Morales, aseguró que no sugirió contratar personal.

Hernández Ovalle, padre del jefe de bloque de FCN-Nación, Javier Hernández, dijo que sí le sugirió al canciller que contratara a una persona. “Pero no les voy a decir el nombre”, afirmó.

El diputado intentó desviar la atención, indicando que se reunió con el canciller   para “saludarlo y abrazarlo” porque lo conoce.

Esta no es la primera vez que la bancada oficial se ve envuelta en un problema de ese tipo. Días atrás la gobernadora de Alta Verapaz, Estela Ventura, salió llorando de una citación en la cual  le exigieron plazas.  El ministro de Salud, Alfonso Cabrera, tiene antejuicio por no haber denunciado a  diputados que le pedían plazas.