Política

Casos de corrupción muestran deterioro del sistema político

Los casos de corrupción que ha desvelado el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) son una muestra del deterioro del sistema político y de la urgencia que existe por reformarlo, coinciden expertos y representantes de la sociedad civil.

Por Jessica Gramajo / Guatemala

Según Andrés Ardón, de la organizacion Cívitas, hay que ver cómo se desarrolla el caso, para establecer cómo va a afectar al alcalde Álvaro Arzú, aunque pareciera que es positivo para él, debido a que no es un tema muy relevante. “No es que se haya descubierto una estructura de saqueo en la Municipalidad, es pequeño, no es lo que se esperaba. Me atrevo a pensar que el caso va a avanzar, pero no como para que Arzú vaya a tener que renunciar”, indicó.

Sin embargo, el representante de Cívitas criticó la actitud del alcalde capitalino y la calificó de “preocupante”. “No creo fue la correcta, preocupa que se haya tomado una acusación así, si él no supiera que hay algo de cierto”, detalló.

El jueves el MP y la Cicig descubrieron un nuevo caso que podría convertirse en la última trama que evidencia en manos de quien estaba el sistema penitenciario. Byron Lima Oliva, fue identificado como un administrador del traslado de reos, cobros de sobornos y hasta negocios con partidos políticos, que ahora alcalzan al alcalde capitalino Álvaro Arzú, y una alianza con otros cuatro partidos, que le pagaron al exmilitar con recursos del Estado para financiar una propaganda política.

Mientras que Andrés Ardón, de la organización Cívitas, consideró que la investigación que se reveló el jueves tomó por sorpresa a Arzú, pero, “si el alcalde no tiene nada que temer, no debería de haber ningún problema con que le quiten el antejuicio y lo investiguen”.

Hellen Mack, Fundación Myrna Mack

“Ahora los antiCicig encontrarán en Arzú un liderazgo que no ejerció Jimmy”.

Para Víctor Gálvez Borrel, director de Incidencia Pública de la Universidad Rafael Landívar, el alcalde es una persona emotiva y mediática que ahora está en el ojo del huracán, por lo que el caso ha llamado la atención.

Al mismo tiempo, Gálvez Borrel consideró que el alcalde no puede negar, la relación que tuvo con Byron Lima Oliva, quien fue parte de su equipo de seguridad cuando  fue presidente. “Hay incluso fotografías de ambos, es por eso que él no pudo negar el apoyo, y además indicó que continuaría haciéndolo a través de las viudas”, por lo tanto, el caso si merece una investigación más profunda, para ir aclarando, aunque reconoce que podría complicarse para el jefe edil.

Para Hellen Mack, de la Fundación Myrna Mack, lo más importante del caso contra el alcalde Álvaro Arzú, es que se está “viendo que este sistema político ya no da para más y que está basado en un sistema de corrupción que no es compatible con las metas del MP y de la Cicig y por eso causa polémica”.

“Lo que se tiene que considerar es que un delito es un delito, y acá ya se había tomado como normal la corrupción, era parte de la cultura, por lo que al tocar personas que pareciera que son intocables ha generado molestia de un gran grupo de personas de cuello blanco. Además, todos los que se unieron en el pacto de corruptos están unidos y están temerosos”, aseguró Mack.

Andrés Ardón, Organización Cívitas

“La conferencia del MP y de la Cicig fue excepcional por la presencia retadora de Arzú”.

Papa caliente

En la investigación del MP y de la Cicig se detalló que las negociaciones del alcalde Arzú con la cooperativa Torre Fuerte se efectuaron entre el 2013 y 2015 para la coalición política entre el Partido Unionista (PU); Compromiso, Renovación y Orden (Creo); Todos, Victoria y Gran Alianza Nacional.

Carlos Fión, de Creo, aseguró que esa agrupación política no tuvo ninguna responsabilidad en el tema que le imputan a Arzú, aunque aceptó que hubo una coalición. Según el congresista cada partido efectuó sus registros contables propios e hizo su propia propaganda. “Que yo recuerde, no utilizamos la cooperativa Torre Fuerte, aunque todos los partidos la usaban”, detalló.

Mientras que Roberto Alejos, de Todos, indicó que fue Arzú quien lo convocó a la coalición, y el Partido Unionista (PU) donó las playeras que utilizaron.

Mariano Rayo, del Comité Ejecutivo del PU, indicó que el martes sostendrán una reunión y luego de ello darán una posición oficial.

Victor Galvez Borrell, director de Incidencia Pública de la URL

“El antejuicio contra Arzú está en manos de los jueces, por suerte no pasa por el Congreso”.