Política

Contraloría busca determinar calidad de la obra de Odebrecht

La Contraloría General de Cuentas (CGC) desarrolla una investigación para determinar si la calidad de la obra que debía construir la empresa brasileña Norberto Odebrecht cumplía con los requerimientos técnicos que se prometieron.

Por Jessica Gramajo / Guatemala

La ampliación de la carretera que Norberto Odebrecht construiría ya no se concluyó. Esta se valoró en US$399 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La ampliación de la carretera que Norberto Odebrecht construiría ya no se concluyó. Esta se valoró en US$399 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Cuando Guatemala contrató a la empresa brasileña esta se comprometió a ampliar 140 kilómetros de la carretera CA-9 que empezaría en Cocales, Suchitepéquez, y concluiría en Tecún Umán, San Marcos, frontera con México.  Entre los términos de referencia se estableció que la obra debía tener una duración de 10 años. Esto costaría US$399 millones —Q2 mil 992.5 millones—.

Sin embargo, meses después cuando ya se habían iniciado los trabajos, se efectuó una renegociación interna entre Odebrecht y el Ministerio de Comunicaciones, que en ese entonces dirigía Alejando Sinibaldi, del Partido Patriota, en la que se determinó que la durabilidad de la obra ya no sería para 10 años, sino que era mejor hacerla para 20.

Esta situación implicó que los cálculos iniciales del costo de la obra se incrementaran. Para cubrirlo había dos caminos, uno de ellos era pagar más y el otro reducir la cantidad de kilómetros a construir. Las autoridades de Comunicaciones de ese entonces se inclinaron por la segunda opción. Es decir, ya no se ampliarían 140 kilómetros, sino que serían menos.

La lógica establece que si el costo de la obra se duplicó se debería  construir la mitad, pero no fue así. En su momento el actual ministro de Comunicaciones, Aldo García, aseguró que según el análisis que efectuaron del avance físico y financiero de la carretera, Odebrecht no construiría más de 54 kilómetros.

La duda

Fuentes de la CGC aseguraron que esta modificación ha generado muchas dudas, y una de ellas es si en verdad se mejoró la calidad de la obra o si el cambio se hizo solo para justificar el incremento de los costos de una carretera que no tendría ninguna diferencia.

Estas dudas han generado que las autoridades de la Contraloría efectúen un estudio de la calidad de la obra. Es decir,  un análisis del material que se utilizó en algunos de los tramos, así como de la situación en la que se encontraba el terreno, pues esto suele incrementar los costos.

La ejecución de la obra se hizo por tramos, lo que según fuentes de la CGC ha complicado la fiscalización, debido a que se ha hecho difícil identificar qué parte era para 20 años y cuál para 10.

Otras dudas

Además de la calidad, las autoridades de la Contraloría  investigan las compras de insumos, ya que en los informes financieros encontraron una partida  de compras en la que no se especifica qué se adquirió y dónde está ese producto.

Para la CGC este mecanismo se habría utilizado para justificar gastos que no se efectuaron ya que no se puede establecer si, por ejemplo, compraron  hierro y lo utilizaron o si nunca lo adquirieron en realidad.

Las obras de Odebrecht se investigan en 12 países, luego de que la empresa señalada reconoció ante la justicia estadounidense haber dado sobornos a autoridades y políticos.

En Guatemala habría entregado US$18 millones. Según una investigación de Prensa Libre, un concuño de Sinibaldi abrió una cuenta específica para recibir dinero de la firma brasileña.

No se puede negociar con los brasileños

El ministro de Comunicaciones, Aldo García, aseguró que no habrá una negociación con Odebrecht; por el contrario, “siempre se ha hablado de que se cumpla la Ley Orgánica del Presupuesto, en lo relativo a las fianzas”, pero es algo que aún está en análisis.

“Ningún ente está facultado para negociar”, manifestó y adujo que no puede hablar más del caso porque se encuentra en reserva. “Hay un gran hermetismo, y es lógico porque están investigando”, dijo.

Agregó que desde hace cinco meses no ha tenido contacto con los representantes de Odebrecht en Guatemala.

Fuentes allegadas a la Fiscalía Especial contra la Impunidad del Ministerio Público revelaron a Prensa Libre que las autoridades de Odebrecht buscaron negociar, pero la oferta era en desventaja para Guatemala por lo que no hubo trato.

En otros países, la empresa brasileña ha ofrecido millonarias sumas de dinero con el propósito de frenar las investigaciones judiciales. En República Dominicana, por ejemplo, la oferta fue aceptada por la Procuraduría General, pero rechazada por un juez.