Política

Crece malestar por la aprobación de nuevos salarios

Mientras más detalles se conocen de la manera en que entraron en vigor los salarios diferenciados el 31 de diciembre del 2015, más aumenta el malestar de varios sectores, incluso dentro del mismo Gobierno.

Por Guillermo I. Ramírez y Carlos Álvarez

El ex viceministro de Trabajo Marlon García, recibe apoyo de dirigentes sindicales, por haberse negado a firmar el acuerdo de los salarios diferenciados.(Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
El ex viceministro de Trabajo Marlon García, recibe apoyo de dirigentes sindicales, por haberse negado a firmar el acuerdo de los salarios diferenciados.(Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

El Ministerio de Trabajo (Mintrab) se convirtió en el centro de atención, debido que ayer entregó el cargo el viceministro de Administración de Trabajo, Marlon Denis García, y quien lo sustituirá, Rolando Figueroa, llegó, pero se retiró sin tomar posesión.

“Figueroa pretendía que yo firmara la entrega del cargo con fecha del 30 de diciembre del año pasado; pero no puedo hacerlo, y también me negué”, señaló el ahora exfuncionario.

García asumió el 7 de octubre del 2015, y fue destituido el martes 29 de diciembre del mismo año por el presidente Alejandro Maldonado Aguirre, luego de haberse negado a firmar los acuerdos gubernativos que pusieron en vigencia los salarios diferenciados en San Agustín Acasaguastlán y Guastatoya, El Progreso; Estanzuela, Zacapa, y Masagua, Escuintla.

El viceministro, en sustitución del ministro Oswaldo Enríquez, quien se encontraba de viaje en Taiwán, solicitó un compás de espera al presidente, ya que esa era la sugerencia de Enríquez.

“No era decir no, sino que había que analizar la coyuntura de los salarios diferenciados, ya que cada propuesta hay que valorarla, más cuando son temas que afectan las garantías mínimas laborales; pero al día siguiente me enteré de que fui removido del cargo”, dijo.

Señaló como posible vicio que Figueroa, nombrado por el presidente, firmó los acuerdos gubernativos como encargado del despacho; pero la Ley del Organismo Ejecutivo establece que con esa función queda el viceministro de mayor antigüedad.

“Ante mi remoción, el cargo le correspondía al viceministro de Previsión Social y Empleo, José Antonio López Rojas; pero no fue consultado”, agregó.

Rumor de dimisión

Luego de que García entregara el cargo, trascendió que el ministro de Trabajo también presentaría su carta de renuncia.

Sin embargo, después de varias reuniones con los sindicatos del Mintrab y sus asesores, una fuente reveló que tomó la decisión de no irse de esa manera, debido que debía firmar contratos y finalizar distintos informes y actividades pendientes, ya que no se encontraba en el país.

Por la tarde, el Mintrab afirmó, por medio de un comunicado, que el ministro seguía en funciones.

No obstante, varios sindicatos mostraron su apoyo a García por no haber firmado esos documentos.

En un comunicado, el Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala apunta que la emisión de los citados acuerdos gubernativos se da con la “anormalidad” de que el viceministro de Trabajo, encargado del despacho, que los debió haber firmado, renunció, y que quien asumió el cargo inmediatamente después ha sido asesor laboral de maquilas, con lo que hay un evidente conflicto de intereses.

Además, el artículo 113 de la Constitución establece que para a optar a empleos o cargos públicos no se atenderá más que razones fundadas en méritos de capacidad, idoneidad y honradez, y que ese mandato debe observarse celosamente en los nombramientos en todos los ministerios, por lo que el nombramiento de un viceministro que representa intereses particulares es contrario a la Carta Magna y a la Ley.

Postura

Alejandro Palmieri, secretario de Comunicación Social de la Presidencia, informó que Maldonado Aguirre no dará marcha atrás con los salarios mínimos diferenciados vigentes en cuatro municipios.

Al ser consultado sobre la posible inconstitucionalidad de los acuerdos que dan vida al salario diferenciado, Palmieri aseguró: “La CC no dijo que esos salarios sean inconstitucionales”.

“La CC conoció varias acciones de inconstitucionalidad en aquella oportunidad en contra de los acuerdos que fijaban salarios mínimos en Q1 mil 500, y estos fueron declarados inconstitucionales”, afirmó el funcionario.

“El presidente insta a todas las personas a leer la sentencia de la CC en la parte considerativa, y es ahí donde se emiten los juicios respecto a cuáles fueron las razones de declarar inconstitucionales aquellos acuerdos”, señaló el secretario.

Palmieri aseguró que no hay nada oculto con estos acuerdos, y que el salario mínimo diferenciado “obedece no a presión, sino al requerimiento de los alcaldes y las poblaciones de los municipios” donde es aplicado.

Palmieri manifestó que “la CC tiene en sus manos la decisión de mantener vigente los acuerdos”, y que entienden que la función de la Corte es defender la constitucionalidad y que “el Ejecutivo tendrá que atender cualquier fallo”.

En entrevistas televisivas, el presidente Alejandro Maldonado reiteró anoche similares afirmaciones.

La CC no conoció ayer la acción planteada por una organización sindical el pasado 2 de enero, con la que se busca que se declare inconstitucionales los nuevos salarios diferenciados. Se supo que el tema no está en agenda y que podría conocerse en el transcurso de la semana.