Política

Detenido otro intento de aprobar reformas a la justicia

La ausencia de diputados y la falta de acuerdos marcó una vez más la sesión plenaria del Congreso, donde la discusión por el proyecto de reformas al sector justicia quedó detenido.

Por Henry Pocasangre y Jessica Gramajo

Pocos diputado llegaron a la sesión donde continuaría la discusión de las reformas constitucionales. (Foto Prensa Libre: Jessica Gramajo)
Pocos diputado llegaron a la sesión donde continuaría la discusión de las reformas constitucionales. (Foto Prensa Libre: Jessica Gramajo)

Luego de 49 minutos de retraso para comenzar la sesión plenaria, sólo 75 congresistas estaban presentes, cuando eran requeridos 105 para discutir las reformas.

El bloque de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), que en las últimas sesiones ha roto el quórum para evitar que se pierdan la discusión, dijo esta mañana que no estarían en la sesión porque no hay consensos.

Orlando Blanco, jefe de ese bloque, afirmó que no se prestarán al “juego de enredar la reforma” o presentar enmiendas cuando ya se habían acordado varias.

La polémica por el proyecto de reformas al sector justicia surgió por los cambios que pretenden hacer al artículo 203 de la Constitución –artículo 3 del proyecto- que modifica lo referente a la potestad para juzgar.

La propuesta es que en las modificaciones se reconozca la jurisdicción indígena, que les otorgaría la potestad de procesar a personas acusadas de un delito en sus comunidades.

Discordia por cambios

El congresista Estuardo Ernesto Galdámez, del Frente de Convergencia Nacionalista (FCN- Nación) discutió con autoridades ancestrales sobre la jurisdicción.

Galdámez les indicó que quien representa a sus localidades es el alcalde municipal, que fue electo democráticamente.

El diputado del partido de Gobierno, que está en contra de las reformas, afirmó que los juzgados en Quiché, departamento por el que fue electo, tiene la capacidad para atender todos los casos.

“Si hacen falta por alta demanda, la Corte Suprema de Justicia debe construir más juzgados y llevar la justicia, que es lo que le compete jurisdiccionalmente”, enfatizó.





Preocupados

Los líderes ancestrales declararon que les preocupa la forma en que algunas bancadas justifican que no se aprueben las reformas constitucionales amparados en la jurisdicción indígena.

“El discurso sigue subiendo el tono. Lo vemos con preocupación, no porque nos afecte, sino porque afecta a la sociedad en su conjunto. La población está siendo perjudicada porque no se moderniza el sistema de justicia”, enfatizaron.

Las autoridades ancestrales aseguran que no cederán a ningún artículo. “Si vamos a negociar artículo por artículo, estamos negociando la precariedad del sistema. Es responsabilidad de los diputados legislar y punto”, concluyeron.