Política

Diálogo Libre | “Queremos menos accidentes”

 Normativa busca regular velocidad en unidades del transporte público y de carga.

Por Gabriela López

Juan Carlos Aquino, de Provial; Luis Contreras, diputado; Dalia Santos, PNC, y Gamaliel Chin, de Gremial de Transportistas, en Diálogo Libre. (Foto: Paulo Raquec)
Juan Carlos Aquino, de Provial; Luis Contreras, diputado; Dalia Santos, PNC, y Gamaliel Chin, de Gremial de Transportistas, en Diálogo Libre. (Foto: Paulo Raquec)

El diputado Luis Contreras es optimista en cuanto a que un dispositivo  en la bomba de inyección de buses y transporte de carga  podrá regular la velocidad, mientras que   el representante de la Gremial de Transportistas, Gamaliel Chin, se muestra anuente a la disposición, siempre que no les afecte económicamente.

Ambos discutieron sobre la nueva regulación al transporte público en el programa Diálogo Libre, al cual también asistieron Dalia Santos, del Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil, y Juan Carlos Aquino, de la Dirección de Protección Vial (Provial).

¿Qué lo motivó a proponer esta iniciativa?

Contreras: Se debe a pilotos sin capacitación, carreteras no aptas para velocidades más allá de los 70 kilómetros por hora, buses modificados capaces de alcanzar velocidades de 140 y 150,  y personas que han obtenido licencias sin el examen práctico debido.  No quiero que esta ley sea una herramienta para la corrupción. Queremos que haya menos accidentes y creo que la reducción de velocidad en los vehículos es muy importante para eso.

¿Hubo acercamiento con los empresarios? ¿Podría tener algún costo?

Chin: Sí, nos han tomado en cuenta. Cualquier incidencia que se genere en esto,  tentativamente podría decirle que sí, porque si nos limitan con esto  el campo de acción,  lógicamente tendremos que buscar la aplicación de otro tipo de elementos que desgraciadamente redundan en el bolsillo del usuario.





¿Saben qué tipo de dispositivos van  a colocar y cómo van a supervisar a los pilotos?

Santos: No hemos tenido conocimiento oficialmente de cómo quedó la redacción de la ley, pero sabemos que al Departamento de Tránsito se le asigna que sea el que certifique que estos vehículos cuenten con este gobernador colocado de forma correcta. Tomemos en cuenta que nosotros somos expertos en seguridad vial, no en temas mecánicos; entonces considero que se podría hacer un acercamiento con Intecap, que tiene mecánicos certificados para que, por medio de ellos, se diera la certificación.  

“Si existe una forma práctica que no tenga incidencia económica no tendremos por qué rehusarnos a acatarla”. Gamaliel Chin, Gremial de Transportistas.

¿Cómo trabajaría Provial en este caso?

Aquino: Estamos a la espera de la ley y comprometidos con la seguridad vial. Cuando llegue vamos a ver las acciones a tomar, siempre y cuando sea reunidos en mesas técnicas, porque esta discusión apenas empieza.

¿Cuáles son los trabajos  que hacen falta?

Contreras: Para mí que Provial lo puede hacer en la carretera. Apartan un bus, se suben 10 o 15 segundos, aceleran, y si el tacómetro está bueno, eso eleva las revoluciones del motor a mil cien revoluciones, que eso le da aproximadamente 80 km por hora.  Es bien sencillo, no se necesita de ningún técnico para revisar eso, lo que necesita es una pequeña capacitación.

¿Cree que así se van a reducir los accidentes?

Chin: Yo espero que sí, aunque creo que no es el camino.  No tenemos el medio para evaluar la capacidad del manejo. Hemos insistido que se debe  evaluar a todo conductor de actividad comercial, pero nadie  pone atención.

¿Cuáles son las  faltas de los conductores?

Santos:  Hay buses que circulan de 120 a 140 kilómetros por hora, pero hay otros aspectos como llantas lisas, conductores sin  licencia. Es una problemática que va enfocada al tema de la velocidad.    

“No esperamos  que funcione. Queremos que esto funcione por la necesidad  de ya no tener muertes”. Juan Carlos Aquino, Provial

¿Consideran que se va a necesitar más presupuesto, más personal?

Aquino: Sí. Nosotros, con poco personal, hemos hecho mucho, pero estamos en la plena disposición de aumentar nuestro personal, aumentar las capacidades en conocimiento.

¿Están dispuestos a cumplir o tomarán acciones en contra?

Chin: La ley no es para que nos guste, sino para que se acate. En nuestro gremio ha causado muchas olas. Siempre surge el tema en la mesa, creo que nos ha causado más alarma que preocupación para tomar un decisión de carácter legal.

¿Cómo califica el trabajo  de Tránsito?

Contreras: Como otras instituciones del país, no tienen  suficiente personal capacitado para  hacer estos arreglos.

¿Qué diferencia hay entre  revisiones que se harán cada seis meses y las que, según Contreras, se pueden hacer en ruta?

Chin: No se trata en que se revisen solamente unidades colectivas. El parque vehicular no lo componen solamente ese tipo de vehículos, también hay vehículos particulares que causan muertes.

¿Conoce el dispositivo y el costo?

Contreras: El electrónico es un programa, e  imagino que el costo, si le pagan a una persona que maneje un escáner, sería de  Q250 para sentarse en el bus a la velocidad que ellos quieren. El otro es un dispositivo mecánico, que con la mano de obra puede llegar a  Q500 o Q600.