Política

Diputado reclama plaza congelada en 2007

Carlos Mejía, diputado de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), no inició su labor en el Congreso como legislador, tres años antes de ganar su curul tenía una plaza presupuestada que congeló cuando se supo ganador en las elecciones de 2007, la cual reclama ahora.

Por Jessica Gramajo

Carlos Mejía fue electo diputado por la URNG para representar al distrito de San Marcos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Carlos Mejía fue electo diputado por la URNG para representar al distrito de San Marcos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Según Mejía, tiene un permiso de ausentarse. “Tengo una licencia y obviamente al dejar mi cargo de diputado, tengo el legítimo derecho de regresar a trabajar”.

El congresista aseguró que es asistente en la bancada de la URNG, “es un nombramiento bajo el renglón 011, presupuestado, y lo obtuve tres años antes de ser electo diputado”.

Mejía, quien se caracterizó por realizar al menos dos citaciones a funcionarios por semana, dijo que ya inició los procedimientos para regresar a su plaza después del 14 de enero, ya que al no haber sido reelecto, “queda libre de sus responsabilidades con sus electores”.

“En ley”

El director general del Congreso, Francisco Ballesteros, indicó que congelar la plaza para ocupar un cargo público “está en Ley”.

“Es un derecho que tienen los trabajadores del Estado cuando acceden a un cargo público, ellos pueden regresar a su plaza. Además hay que recordar que son dignatarios de la nación, no empleados, y como no es un empleo, puede retomar su lugar de trabajo al finalizar”, explicó el Director del Congreso.



Carlos Mej’a, diputado de URNG, en reunión con autoridades de Gobernación y el sistema penitenciario. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Carlos Mej’a, diputado de URNG, en reunión con autoridades de Gobernación y el sistema penitenciario. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Ballesteros dijo desconocer qué plaza tiene congelada Mejía, y si ya inició los procedimientos para recuperarla. Sin embargo Mejía aseguró que ya lleva avanzado el proceso para recuperar la “plaza que le corresponde”.

El aún diputado, ingresó a la planilla del Congreso, luego de que fuera propuesto por el excongresista de la sexta legislatura, Hector Nuila.

Plaza congelada

Mejía no es el único de la séptima legislatura que guardó su curul, también lo hizo el diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Felipe Jesús Cal Lem.

Cal Lem, quien ganó su curul en las elecciones pasada con el Partido Patriota, fue reelecto en esta oportunidad con la UNE, por lo que su plaza de asistente continuará esperándolo por cuatro años más.

Para congelar su plaza, los congresistas piden permiso a la Junta Directiva para ausentarse de sus labores, sin goce de salario, esta autorización es anual.