Política

Diputados intentan remover a Mario Taracena

Luego de una discusión dentro del Congreso, los diputados que han rechazado la manera en que Mario Taracena ha dirigido ese organismo se preparaban para presentar una moción que buscaba destituirlo como presidente.

Por Jessica Gramajo

La polémica comenzó cuando César Fajardo, diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza, pidió la palabra y previo a otorgársela, Taracena lo increpó: “Lo voy a dejar hablar, pero no se vaya a enojar como ayer. Ahora ya sé que lo hizo porque de 34 plazas le dejé solo tres”.

La aseveración del presidente provocó molestia de muchos legisladores que aprovecharon para gritar insultos contra Taracena. Al obtener Fajardo el micrófono le respondió: “Si fuera un ciudadano común le diría que es un estúpido”. Lo que encendió más a sus homólogos.

El exabrupto sería utilizado por algunos diputados para presentar una moción en la que se pediría la dimisión a Taracena, pero el presidente no dio más la palabra, levantó la sesión y convocó para el 29 de marzo.

Aunque no se logró el cometido, el jefe del Congreso calificó la acción de golpe de Estado.

Se indicó que los promotores de la moción eran Estuardo Galdámez, del Frente de Convergencia Nacional, y Francisco Tambriz, de Alianza Ciudadana. Ambos lo negaron. “No fui yo, háblele al capitán Galdámez”, expuso Tambriz.

Galdámez, por su parte, reconoció que sí había la intención, pero negó que hubiera sido su idea. “Hay mucha molestia sobre la forma en que Taracena está dirigiendo el Congreso”, resaltó.

El episodio no terminó allí y este viernes siguió, esta vez a través de las redes sociales. 

En su cuenta de Twitter Mario Taracena dijo que "se equivocó" en el número de plazas que tenía Fajardo. "No eran 34, eran 39", aseveró el presidente del Congreso en la red social, además de anunciar que se le retirará de la oficina asignada que tiene un costo de renta de US$2 mil 800, unos Q21 mil.