Política

Diputados, manifestaciones, desfiles: Escenarios del 15 de septiembre

La crisis de Estado tendrá hoy un día ajetreado con la posibilidad de que los diputados intenten enmendar las ya detenidas reformas a favor de la corrupción, en medio de manifestaciones de repudio y, como muestra de civismo, la posibilidad de que se desarrollen desfiles estudiantiles a pesar de que oficialmente están suspendidas.

Por Redacción

Lo hecho por los congresistas el #MiércolesNegro ahondó la crisis institucional que en días recientes tenía como protagonista al presidente Jimmy Morales, cuando se quejó en la ONU sobre el trabajo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) a los pocos días declaró non grato a su director Iván Velásquez, a quien ordenó la expulsión, medidas ejecutivas que no se concretaron por un amparo firmado por la Corte de Constitucionalidad (CC).

Ahora serán los diputados los que queden bajo los reflectores. Sigue en pie una sesión plenaria para las 14 horas donde quieren anular lo del miércoles, cuando aprobaron reformas al Código Penal que libraban a figuras políticas de la responsabilidad penal por el financiamiento electoral ilícito y la ampliación a la conmutabilidad de penas hasta por 10 años, que dejaba la puerta abierta para que el 89 por ciento de delitos fueran excarcelables. El castigo para más de 400 delitos podrían cambiar en ese sentido.

De hecho ambos decretos ya fueron suspendidos anoche por la CC al otorgar seis amparos organizaciones sociales y a la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

Mientras tanto, el movimiento ciudadano de rechazo a los diputados está en ebullición. Hay convocatorias desde las 8 horas para protestar frente al Palacio Legislativo. El reclamo ya no va solo contra los cambios hechos el #MiércolesNegro, sino que exigirá la depuración del organismo. Sirva el dato de que uno de cada cinco legisladores tiene problemas con la ley.

Las concentraciones se extendieron a Quetzaltenango, Zacapa, Chiquimula, Petén, Antigua Guatemala y otras localidades.

Esas protestas no han parado desde mediados de semana y cobraron más fuerza la tarde del jueves, cuando, con ocasión de los actos oficiales con motivo del Día de la Independencia , los manifestantes se volcaron a la Plaza de la Constitución, donde estaba restringido el paso. Quitaron las vallas y se apoderaron de la plataforma. No hubo izada del Pabellón Nacional y el Gobierno condenó lo que llamó actos violentos de los inconformes.

El presidente Jimmy Morales, a través de un mensaje a la Nación, suspendió el desfile de bandas escolares y ordenó que las autoridades investigaran los hechos ocurridos en la Plaza. No obstante, queda a consideración de los planteles desarrollar sus actividades cívicas, así que el centro capitalino podría llenarse de color y música.

La PDH solicitó al Ejecutivo respeto a los manifestaciones, sin ejercer represalia o acción violenta alguna, y a los ciudadanos pidió expresarse y manifestarse evitando la confrontación.

Antes de que la CC los dejara suspendidos, Morales dijo que la Presidencia analiza los decretos y los podría vetar si son contrarios a los intereses de la Nación.