Política

Diputados no apoyaron Ley para las comadronas

Pese a que la Corte de Constitucionalidad (CC) no encontró ningún problema para aprobar la ley que favorecería a las comadronas con un estipendio, ayer el Congreso no mantuvo su apoyo.

Por Jessica Gramajo

Se calcula que en el país trabajan cerca de 22 mil 500 comadronas principalmente en la provincia (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Se calcula que en el país trabajan cerca de 22 mil 500 comadronas principalmente en la provincia (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

En febrero los diputados aprobaron una Ley que no sólo declaraba el 19 de mayo como el Día de la Dignificación Nacional Iyom y/o Rati´t Ak’al Comadrona de Guatemala, sino que también otorgaba un estipendio anual de Q3 mil, como reconocimiento a la labor que llevan a cabo.

Sin embargo, días después el presidente Jimmy Morales vetó el Decreto por lo que nunca logró convertirse en Ley.

El Ejecutivo alegó que el nombre del Día para las comadronas estaba escrito en kakchiquel, por lo que representaba la coexistencia de multicultural de las etnias mayas.

También indicaron que el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, excluye métodos de fuerza o coerción hacia los pueblos protegidas, mientras que la ley establece dos aspectos obligatorios que colisionarían con principios y libertades de los pueblos originarios, siendo la certificación y el registro de comadronas, y la condición para el incentivo económico.

Ante la decisión de Morales, el Congreso solicitó una opinión consultiva a la CC, quienes establecieron que no había ninguna inconstitucionalidad, ni dañaba los principios de igualdad. Aunque hicieron ver que se carecía de una opinión técnico financiera para determinar de dónde se obtendrían los recursos para otorgar el beneficio económico a las comadronas.





De eso se agarraron varios diputados ayer, quienes se negaron a respaldar la Ley que ya habían aprobado en febrero.

Incluso, Orlando Blanco, de la Unidad Nacional de la Esperanza, aseguró que debía conseguirse los dictámenes, previo a la aprobación de la normativa, pese a que fue una de las críticas del partido de Gobierno, cuando se aprobó en febrero y no se tomó en cuenta.

La propuesta, fue impulsada por Amílcar Pop, de Winaq, quien se comprometió a buscar los dictámenes requeridos para que se retome la propuesta en el pleno.