Política

EE. UU. definirá política antidrogas, dice William Brownfiled

El secretario Adjunto de la Oficina de Asuntos Narcóticos Internacionales y Aplicación de la Ley de los Estados Unidos (EE. UU.), William Brownfield, indicó durante su visita a Guatemala que su país se encuentra en proceso de revisión de la política contra las drogas.

Por Carlos Álvarez

William Brownfield, visitó este martes el país e indicó que EE. UU. recalcula sus políticas y estrategias. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
William Brownfield, visitó este martes el país e indicó que EE. UU. recalcula sus políticas y estrategias. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Luego de visitar el complejo carcelario Fraijanes I y participar en la inauguración del Centro de Rehabilitación y Reinserción del Modelo de Gestión Penitenciaria junto al presidente Jimmy Morales, Brownfield brindó una conferencia de prensa.

Al ser consultado si EE. UU. ya había considerado cómo afectará las nuevas políticas migratorias a la cooperación antinarcótica en la región el funcionario estadounidense respondió:

“No es secreto alguno que la nueva administración presidencial de EE. UU. —Gobierno de Donald Trump— en este momento está en proceso de revisión y recalculación de nuestras políticas y estrategias en todo el hemisferio”.

Pese a eso el secretario adjunto aseguró que “se detecta en todas las declaraciones” algo en común y es “la importancia del tema de la droga ilícita para el Gobierno de los EE. UU.”.

“¿Por qué? porque en este momento en los Estados Unidos estamos sufriendo de una crisis casi sin precedentes de heroína y opioides, una crisis que afecta comunidades que jamás habían sido afectadas con el abuso de la droga ilícita”, recalcó Brownfield.

Agregó que es probable que por este tema se miren “momentos de confusión y momentos sensibles en esta área”, pero que “nadie debería dudar que para el nuevo Gobierno de los EE. UU. este es un tema importantísimo”.

“Supongo que debería repetir lo que le mencioné al presidente —Jimmy Morales— hace un par de horas y es que vamos a necesitar un poco de tiempo para tener nuestro propio diálogo interno nacional para decidir exactamente cuáles sean nuestras estrategias y políticas”, precisó el secretario.

►Lea también: Habilitan centro carcelario para mujeres

Aseguro que “en ese momento se dará la bienvenida al diálogo regional y hemisférico sobre cómo podemos colaborar conjuntamente en resistir y combatir este problema no solamente para los Estados Unidos sino para todos los pueblos del hemisferio y el mundo”.

Cada país es soberano

Al ser consultado como se tratará este asunto con los demás países de la región Brownfield respondió: “como ustedes bien saben cada país es soberano, ya sea Guatemala o EE. UU. o cualquier país de los 192 países representados en las Naciones Unidas tiene el derecho soberano de decidir su propia política antinarcótica para el control o eliminación”.

“EE. UU. como Guatemala va a determinar su propia política, pero lo que debemos hacer es tener un diálogo entre todos los países afectados e involucrados en el esfuerzo y para nosotros es un diálogo que comenzó hace unos 50 años, a partir de los años 70 cuando los países del hemisferios comenzaron un diálogo para saber cómo podemos colaborar en los esfuerzos”, declaró el funcionario estadounidense.

Destacó que todos los países sufren ya sean productores, consumidores o lugares de tránsito y que ese diálogo continua y consideró que el Gobierno guatemalteco ha tenido éxitos notables, medibles y hasta cierto punto sensacionales para combatir el tránsito de la droga ilícita.

“Este dialogo no es entre partidos con posiciones distintas, al contrario es entre socios, aliados y amigos y eso es lo que espero que continúe durante este año y los años que vienen”, dijo Brownfiel.

►Lea también: William Brownfield ratifica apoyo anticorrupción

Éxito

Al ser consultado sobre la vinculación de la ex vicepresidenta, Roxana Baldetti y el exministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla a un caso por trasiego de drogas en EE. UU. Brownfield lo calificó como un éxito.

Más tarde aclaró que “el pedido de extradición por parte de los EE. UU. es específicamente relacionado con un crimen, una delincuencia relacionado con el tráfico de droga ilícita”.

Esto porque fue cuestionado si el caso tenía que ver también por corrupción en el país. “En otras palabras el pedido nuestro es muy específico y de acuerdo con los términos de la extradición el Gobierno de los EE. UU. el Departamento de Justicia no podría hacer ningún juicio fuer de los elementos especificados en el pedido de extradición”, aseguró.

“Quiero ser muy claro en eso, hay algunos que sugieren que personas se han involucrado en otros delitos pero el pedido de extradición es muy preciso, ya que Guatemala como los EE. UU. permite la extradición de sus ciudadanos solamente por las causas especificas en el pedido de extradición”, dijo Brownfiel,

Agregó que “todo el mundo tiene derecho de especular o de hacer comentarios sobre conductas en otras áreas pero no quiero complicar la cuestión de extradición es por actividades relaciones con el tráfico de la droga ilícita hacía los EE. UU.”.