Política

Expectativas de inversión crecen por la cita con Mike Pence

La Conferencia de la Prosperidad y Seguridad en Centroamérica ha generado grandes expectativas en cuanto a lo que los países del Triángulo Norte pueden esperar para  inversión o cooperación, mientras el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) calcula que se invertirán US$2 mil 500 millones —unos Q18 mil 350 millones— entre ese organismo, los gobiernos y el sector privado.

Por Geovanni Contreras / Guatemala

Seguridad y el desarrollo económico en Centroamérica es el gran eje que abordarán en una cumbre de dos días que se celebrará en Miami. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)<br />
Seguridad y el desarrollo económico en Centroamérica es el gran eje que abordarán en una cumbre de dos días que se celebrará en Miami. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La postura de Guatemala es clara y contundente: crear  oportunidades para que las personas no se vean obligadas a buscarlas en Estados Unidos.

El vicepresidente de esa potencia, Mike Pence, recibirá hoy en Miami a los gobernantes Jimmy Morales, de Guatemala,  y Juan Orlando Hernández, de Honduras, así como al vicemandatario de El Salvador, Óscar Ortiz,  para discutir, durante dos días, acerca de prosperidad y seguridad.

El presidente del BID, Luis Alberto Moreno, afirmó ayer que ese organismo multilateral aportará US$750 millones adicionales a US$1 mil 750 millones que invertirán los sectores privados y gobiernos del Triángulo Norte, para proyectos de energía, transporte, agua y turismo.

El mes pasado se conoció que el gobierno de Donald Trump quería darle un giro al Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte (PAPTN), y que su enfoque fuera de reforzar la seguridad en las naciones.

“El planteamiento que Guatemala lleva es eso: generar más empleo, cómo vamos a tratar de disminuir esa migración, pero vamos a continuar cooperando en seguridad. De hecho, Guatemala es de los que más coopera”, enfatizó el canciller Carlos Raúl Morales.

Durante esta primera cita participan, además de los gobernantes, los secretarios de Estado, Rex Tillerson, y Seguridad Nacional, John Kelly, así como invitados de México y Colombia. Destaca la asistencia de empresarios de todos los países.

Hoy se abordará lo relacionado con desarrollo y prosperidad, y mañana, a seguridad.

En infraestructura

El coordinador del PAPTN y jefe de la Comisión Presidencial de Competitividad (Pronacom), Acisclo Valladares, afirmó que la participación de México es en un formato de “coanfitrión”, en vista de que el fenómeno migratorio de Guatemala es “bastante parecido” al de ese país a principios de la década de 1990, pero esta ahora es neutra o negativa, por lo que en este tiempo “se hizo algo bien”, como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

“También tienen el programa Tres por Uno, en el que, por cada dólar que invertía en su comunidad, a través de clubes de migrantes, el gobierno federal y estatal entregan otro dólar”, manifestó el funcionario.

Guatemala presentará una propuesta “chapinizada” de ese programa mexicano, añadió Valladares, y se presentará al Congreso en agosto, para que los migrantes se conviertan en actores de su propio desarrollo.

Para aprovechar la presencia de los sectores privados de varios países, se buscará incentivar la inversión privada en modelos de concesión de carreteras, que pudieran ser públicos, público-privados o privados.

“Lo que buscamos es que el país se conecte de frontera a frontera, y se recorra en tres horas o cuatro, no en 10”, subrayó Valladares.

Antonio Malouf, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras, dijo que la propuesta de ese sector es generar empleo en Guatemala por medio de la creación de obras de infraestructura, en coincidencia con Valladares.

Aunque reconoció que en la reunión, por tratarse de un nuevo gobierno de EE. UU., estarán más enfocados en el tema de seguridad fronteriza.

Gutiérrez

Deben acordar la combinación

El principal acuerdo que debe alcanzarse entre todos los sectores en esa reunión es ver cómo se combinan los dos factores: prosperidad y seguridad, y de qué manera se financian porque, con un ahorro interno “tan bajo” en Centroamérica, no se pueden destinar tantos recursos a la seguridad, sino que se deben priorizar a desarrollo social, opinó el politólogo y excanciller Édgar Gutiérrez.

“Aquí hay un círculo perverso, porque si no hay gente educada y sana, no va a tener acceso a empleo. Los recursos internos deben ir dirigidos al desarrollo humano, y los temas de seguridad podrían descargarse más en Estados Unidos”, consideró. Comentó que no hay seguridad sin desarrollo, y no hay desarrollo sin seguridad.

Stein

Una oportunidad importante

El nivel de atención que la actual administración estadounidense le pone a los países del Triángulo Norte, en medio de “tanto problema e incertidumbre internacional”, es una oportunidad importante, refirió el exvicepresidente Eduardo Stein.

Aseguró que una de las principales oportunidades que Guatemala tiene es la “conciencia compartida”, manifestada por el secretario de Seguridad Nacional, de que existe  corresponsabilidad.

Stein coincidió con Gutiérrez en que la solución de los problemas de seguridad está directamente vinculada con temas de desarrollo, y en la medida en que la calidad de vida de la población mejore se reducirán los flujos migratorios ilegales, el narcotráfico y contrabando.

 Con aportes de EFE y Urías Gamarro