Política

Fernando Linares busca la presidencia del Congreso

El diputado del PAN promueve su candidatura para presidir la Junta Directiva del Congreso, instancia en la que ofrece espacio al bloque oficial.

Por Jessica Gramajo

El diputado Fernando Linares Beltranena se promueve como próximo presidente del Congreso. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
El diputado Fernando Linares Beltranena se promueve como próximo presidente del Congreso. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

El parlamentario confirmó sus aspiraciones por la presidencia del Organismo Legislativo para el período 2017-2018, en sustitución de Mario Taracena.

La promoción de Linares Beltranena incluye trifoliares donde se compromete a “abrir” espacios a la bancada oficial, la que debe tener según su propuesta, un lugar en la Junta Directiva “por ser una bancada grande”.

Este martes el presidente Jimmy Morales convocó a una reunión en Casa Presidencial a los Jefes de Bloques, se presume que para buscar alianzas que permitan que el bloque oficial presida la Junta Directiva.

Sin oficialismo

La disputa por la presidencia del Congreso y la integración de la Junta Directiva comienza a acaparar discusiones entre corrillos parlamentarios y Linares Beltranena es, por el momento, el único diputado que ha reconocido sus aspiraciones públicamente.

El pasado lunes hubo una reunión de secretarios generales y algunos jefes de bloque, las bancadas mayoritarias, a excepción del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), comenzaron a repartirse los cargos directivos.

La más beneficiada sería la UNE, pues obtendría de nuevo la presidencia. Las primeras vicepresidencias y secretarías se las repartieron entre los bloques Todos y el Movimiento Reformador (MR). Tres escaños los compartirían entre las bancadas minoritarias que los apoyan, como la Unión del Cambio Nacional (UCN), Visión con Valores (Viva), Alianza Ciudadana (AC), y Compromiso, Renovación y Orden (Creo).

El argumento de esta alianza se concentra en la falta de experiencia de la bancada de gobierno, así como en la poca seriedad y toma de decisiones que habrían demostrado en varias reuniones previas.