Política

Fin a patrullaje militar será en enero del 2018

El Ministerio de la Defensa tiene dos meses y medio para desmovilizar a unos dos mil 300 soldados que aún apoyan a la Policía Nacional Civil (PNC) en tareas de seguridad ciudadana y así cumplir con el plan anunciado el 2 de enero de este año sobre que en el 2018 ningún militar se dedique a esa labor.

Por Geovanni Contreras / Guatemala

Al 1 de enero del 2018 no habría ningún soldado para tareas de seguridad ciudadana. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Al 1 de enero del 2018 no habría ningún soldado para tareas de seguridad ciudadana. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En los nueve escuadrones del Cuerpo Especial de Reservas para la Seguridad Ciudadana había entre cuatro mil 500 y cinco mil efectivos, y durante una primera fase del proceso, en los primeros meses del 2017, fueron redesplegados a 30 municipios con  mayor incidencia criminal.

A partir de abril, en una segunda fase, comenzó el retiro del 50 por ciento de los escuadrones. Ahora el número es de entre dos mil 199 y dos mil 300, informó Óscar Pérez, director del Departamento de Prensa del Ministerio de la Defensa.

“Ahorita esa cantidad todavía apoya en tareas de seguridad ciudadana. El resto del personal que fue retirado está volcado en seguridad de fronteras”, indicó.

Pérez resaltó la fecha en que al Ejército ya no se le verá en tareas de seguridad ciudadana. “Al 1 de enero ya no debe haber apoyo a la PNC”, precisó.

De 30 a 11 municipios

Óscar Pérez, Director de prensa Mindef

“Tendrían que haber quedado solo en 10 municipios, pero hay en 11, porque en Amatitlán la población se opuso al retiro y cercó la salida para que no se fuera el primer batallón de ese municipio”

Hasta abril, los militares  apoyaban a la Policía  en 30 municipios; ahora lo hacen en 11. En el departamento de Guatemala se encontraban en la capital, Villa Nueva, Mixco, Villa Canales, San Juan Sacatepéquez, Chinautla, Amatitlán y Santa Catarina Pinula.

Había elementos en seis municipios de Escuintla y cinco más asignados a municipios de Izabal. En Chiquimula y Petén  habían sido destacados batallones en 11 municipios.

En 2016, el patrullaje combinado entre el Ejército y la PNC costaba al Estado Q202 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En 2016, el patrullaje combinado entre el Ejército y la PNC costaba al Estado Q202 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En la capital permanecen efectivos militares en las zonas  1 —por resguardo al Hospital General San Juan de Dios—, 11 —para seguridad del Hospital Roosevelt— y  18, añadió el director de prensa del Ejército.

“Tendrían que haber quedado solo en 10 municipios, pero hay en 11, porque en Amatitlán la población se opuso al retiro y cercó la salida para que no se fuera el primer batallón de ese municipio”, afirmó Pérez.

En abril, durante el retiro del Ejército de varios municipios, unidades del transporte extraurbano bloquearon el paso de vehículos en el kilómetro 30 de la ruta al Pacífico, en protesta por la medida.

“Si los soldados se van, las puertas de la delincuencia se abrirán”, aseguraban los manifestantes, en su mayoría pilotos y ayudantes de buses.

En Mixco, cuando se retiró el Ejercito de las tareas de seguridad, la comuna comenzó a formar policía municipal que ahora se hace cargo de la vigilancia en áreas consideradas  rojas, en las zonas 4 y 6.

La cartera de Defensa cree que, si bien podría darse alguna oposición en otros municipios conforme avance la desmovilización en lo que queda del año, la orden de salida  está dada y planificada.

Al 31 de diciembre ya no habría Ejército apoyando a la PNC”, insistió Pérez.