Migrantes

Guatemaltecos serán evaluados para refugio en EE. UU.

El Gobierno y la Agencia de la Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), firmaron este lunes un acuerdo evacuación de personas que huyen de la violencia.

Por Guatemala/ EFE

Canciller Carlos Morales y alto comisionado de OACNUR George Okoth-Obbo, acuerdan pacto para refugiados. (Foto Prensa Libre: Minex)
Canciller Carlos Morales y alto comisionado de OACNUR George Okoth-Obbo, acuerdan pacto para refugiados. (Foto Prensa Libre: Minex)

El acto oficial celebrado en la Cancillería guatemalteca, consiste en un programa para evacuar hacia Estados Unidos a personas de los países del Triángulo Norte de Centroamérica que huyen por situaciones violentas.

El plan abarcará a 400 migrantes de Guatemala, El Salvador y Honduras, explicó en conferencia de prensa el ugandés George Okoth-Obbo, alto comisionado adjunto de ACNUR.

Las personas serán seleccionadas en Guatemala y luego enviadas provisionalmente a Costa Rica, donde se estudiará cada caso por un lapso de seis meses, antes de poder calificar para obtener refugio en Estados Unidos, agregó.

"Este compromiso lo realizamos en Guatemala pero reconocemos que el problema -de migración por violencia- es de dimensión regional", dijo el funcionario de la ONU tras concretar el programa con el canciller Carlos Raúl Morales.



Canciller Carlos Morales y alto comisionado de OACNUR George Okoth-Obbo, acuerdan pacto para refugiados. (Foto Prensa Libre: Minex)
Canciller Carlos Morales y alto comisionado de OACNUR George Okoth-Obbo, acuerdan pacto para refugiados. (Foto Prensa Libre: Minex)


Los países de la región sufren una ola de violencia causada principalmente por la actividad del narcotráfico, las maras o pandillas y el crimen organizado, y es uno de los factores que provocan el éxodo a Estados Unidos.

De acuerdo con Morales, aunque en Guatemala la mayoría de migrantes emprende el viaje a Estados Unidos por motivos económicos, dos de cada 10 se ven forzados a salir del país por "razones de seguridad" debido al acoso de los grupos criminales.

"Lo que pretendemos a través de ACNUR es proteger la vida de esas personas (…) que han sido asediadas por las maras y por distintas razones de seguridad", detalló el diplomático.

Según el ACNUR, en 2015 se recibieron 153 solicitudes diarias de asilo de personas "que huyen de la persecución y la inseguridad" en el Triángulo Norte de Centroamérica, una cifra considerablemente superior a las 32 peticiones que se hacían cada día en 2011.