Decisión Libre 2015

Mirador Electoral recomiendan al TSE establecer estrategia de seguridad

Acción Ciudadana (AC) y la Red de Observación Electoral Municipal Más inclusión Menos Violencia, denunciaron que durante las elecciones generales del 6 de septiembre hubo varios hechos de violencia, en especial en Malacatán, San Marcos y Pueblo Nuevo Viñas, Santa Rosa.

Por Jessica Gramajo y Manuel Hernández

Acción Ciudadana y la Red de Observación rindieron informe sobre la violencia durante la primera vuelta. (Foto Prensa Libre: Manuel Hernández)
Acción Ciudadana y la Red de Observación rindieron informe sobre la violencia durante la primera vuelta. (Foto Prensa Libre: Manuel Hernández)

Según el informe presentado este lunes, el pasado 6 de septiembre se reportaron 60 incidentes en 16 de 20 municipios observados por dicha instancia.

En tal sentido recomendaron al TSE establecer una estrategia específica de seguridad ciudadana para los municipios de Malacatán, San Marcos y Pueblo Nuevo Viñas, Santa Rosa. Así como reforzar la presencia de los cuerpos de seguridad en el área urbana y rural y crear un clima de confianza durante las votaciones que se realizarán el 25 de octubre.

Los incidentes documentados por la Red, identificaron que en un 57 por ciento las víctimas fueron mujeres y los lugares con más hechos registrados son Malacatán; Quezaltepeque, Chiquimula y La Democracia, Huehuetenango.

Entre los mayores incidentes detectados por la Red sobresalen bloqueos de acceso a los centros de votación o al conteo de votos, así como a la transmisión de resultados, la detención ilegal de votantes, amenazas e intimidación a las Juntas Electorales Municipales y a las Juntas Receptoras de Votos y la quema de urnas.

Las dificultades para emitir el voto fueron distintas, por ejemplo señala el informe que en Malacatán algunas juntas receptoras de votos solicitaron a los ciudadanos la boleta de empadronamiento como requisito para votar. Asimismo, existió desorden por la falta de información sobre las mesas de votación correspondientes a cada votante.

Se repiten elecciones

La violencia electoral provocó incidentes graves en 11 municipios, donde el TSE dispuso repetir las elecciones municipales el próximo 25 de octubre.

Los municipios afectados son: Morazán, El Progreso; Pueblo Nuevo Viñas, Santa Rosa; Santa Clara La Laguna y Santa Catarina Palopó, Sololá; San Francisco Zapotitlán, San José El Ídolo y San Antonio Suchitepéquez, Suchitepéquez; Malacatán, San Marcos; Joyabaj, Quiché y Santa Catarina Mita y Conguaco, Jutiapa.

La violencia electoral por inconformidad en los resultados incrementó respecto a las elecciones de 2011, donde solo se repitieron los comicios en ocho municipios.

Restaurarán escuelas

El TSE se comprometió a pagar por los daños a 23 centros educativos en 11 departamentos que fueron utilizados como centros de votación el pasado 6 de septiembre.

El Mineduc puso a disposición del TSE 1 mil 870 establecimientos educativos y aunque de forma preliminar se reportaron daños en 23 escuelas, como destrucción de infraestructura y saqueo de materiales educativos, el TSE asumirá los gastos de 11 inmuebles.

Vidrios rotos, daños en láminas, puertas destruidas, mobiliario roto, así como el robo de insumos, grabadoras, computadoras y sillas, son parte de lo reportado por el Mineduc y que el TSE se encargará de reponer.

Los establecimientos se encuentran en Alta Verapaz, con cuatro escuelas dañadas, El Progreso y Escuintla con dos inmuebles reportados cada uno, una en Chiquimula, dos más en la capital, en Jutiapa, Sololá y San Marcos dos inmuebles cada uno, cuatro más en Sacatepéquez y uno en Petén y Suchitepéquez.

Los daños

Las escuelas más afectadas según el Mineduc están en la Escuela Oficial Urbana Mixta de Santa Catarina Palopó, donde se reportó el daño total del mobiliario, equipo de cómputo, audio, papelería administrativa, destrucción de ventanales, 200 vidrios y destrucción total de lámparas.

En la Escuela Oficial Urbana Mixta "Lázaro Axpuaca", en San Bartolomé Milpas Altas, también se reportaron daños en la puerta de la dirección, las rejas de la entrada principal, destrucción de vidrios en salones de clases, robo de 37 sillas plásticas, dos computadoras de escritorio, una cañonera, una grabadora, expedientes de estudiantes y documentos varios.