Política

Insivumeh alerta sobre el alto nivel de saturación en el suelo

La intensa lluvia que ha caído en todo el territorio nacional en los últimos días saturó los suelos y aumentó considerablemente el riesgo de que ocurran  inundaciones en ríos, deslizamientos y derrumbes en cercanías de laderas, barrancos y cerros. Estos podrían afectar  viviendas y la red vial del país.

Por Calos Álvarez y corresponsales / Guatemala

La persistente lluvia de los últimos días provocó un nuevo derrumbe en el cerro Lec, km 113, que bloqueó el paso vehicular. (Foto Prensa Libre: A. Julajuj)
La persistente lluvia de los últimos días provocó un nuevo derrumbe en el cerro Lec, km 113, que bloqueó el paso vehicular. (Foto Prensa Libre: A. Julajuj)

Se prevé que la lluvia continúe durante este día y disminuya a partir de mañana, pero el riesgo seguirá alto debido a que en algunas regiones del país la saturación de agua en el suelo es de entre 80 y cien por ciento, precisó el Instituto Nacional  de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh).

Debido a esa situación, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) mantiene alerta amarilla para todo el territorio nacional, a excepción de El Progreso, donde las autoridades locales ya acordaron declarar alerta anaranjada por la  lluvia intensa.

Pronóstico

César George, meteorólogo del Insivumeh, explicó que en la actualidad se monitorea un fuerte sistema de baja presión que se desplaza hacia el norte.

“Este sistema atrae mucha humedad del Pacífico, pero pese a ello la lluvia, en comparación con la semana pasada, tenderá a disminuir gradualmente; pero el peligro aún persiste por la alta saturación en los suelos”, precisó el experto.

George destacó: “A nivel general llevamos un 94 por ciento de lo que debería llover en  junio. Los mayores acumulados de lluvia se registran en Petén. En los alrededores de Izabal la precipitación ha estado bastante aceptable, solo hay un pequeño déficit en Sacatepéquez y Chimaltenango, y el resto de departamentos se enfrentan a un escenario con mucha lluvia”.

El meteorólogo explicó que  donde menos ha llovido en cantidad de días es en Monjas, Jalapa, donde ha habido nueve días de lluvia. En el resto del país las cifras están entre 12 y 15 días de lluvia, de los 20 que van de junio, lo que representa un escenario arriba de lo considerado normal.

Ayer por la tarde, el Insivumeh señaló que uno de los sistemas que se vigila se  convirtió en la tormenta tropical Bret, la cual estaba localizada frente a las costas de Venezuela.

La tormenta, por el momento no tiene efecto sobre Guatemala. Aunque tiene un movimiento hacia el oeste, a Centroamérica, a una velocidad de 48 kilómetros por hora.

Esta tormenta podría tardar en llegar entre ocho y 10 días a la zona de influencia que afecte a Guatemala, por lo que las autoridades continúan con el monitoreo.

El Insivumeh indicó que debido a esas condiciones y pese a que se espera una disminución de la lluvia a partir de media semana, la tarde y noche podrían ser lluviosas para la mayor parte del país.

Dos agujeros que se formaron en la calle principal del cantón Recuerdo Ocosito, Retalhuleu, podrían dejar incomunicadas a unas 150 familias del sector. (Foto Prensa Libre: R. Miranda)
Dos agujeros que se formaron en la calle principal del cantón Recuerdo Ocosito, Retalhuleu, podrían dejar incomunicadas a unas 150 familias del sector. (Foto Prensa Libre: R. Miranda)

Peligro

Ente las zonas con más peligro se encuentran  occidente y parte de la boca costa, debido a que en las últimas horas ha caído entre 150 a 250 milímetros de agua,  lo que es considerado anormal.

La otra zona que presenta alto grado de saturación  es el norte del país. El Insivumeh alertó que las principales amenazas para esa región son las inundaciones súbitas, las cuales podrían afectar a comunidades  cercanas a ríos o fuentes de agua.

Otra zona en peligro es la cadena volcánica.  Debido a la acumulación de material volcánico en años anteriores, el agua lo podría arrastrar  por barrancos hasta los ríos cercanos y dañar particularmente la infraestructura vial y afectar a las comunidades aledañas.

Por último, se extendió una alerta a los pescadores artesanales, pues para esta semana se espera que el oleaje en el océano Pacífico continúe por arriba de su promedio de 1.50 metros, lo que representa un peligro para las personas.

Vecinos de San José La Máquina, Suchitepéquez, resultan afectados por la lluvia de los últimos días. (Foto Prensa Libre: Cristian Soto)
Vecinos de San José La Máquina, Suchitepéquez, resultan afectados por la lluvia de los últimos días. (Foto Prensa Libre: Cristian Soto)

Emergencias

La Conred informó que debido a los incidentes que se han registrado en esta temporada de lluvias  resultaron afectadas más de 50 mil personas.

Asimismo,  705 han sido  damnificadas, 850 evacuadas y en infraestructura se tienen 561 viviendas con daño leve, 132   moderado y dos   severo.

Los últimos incidentes se han registrado en Izabal, Jalapa y El Progreso.

A esos lugares ha sido necesario trasladar asistencia humanitaria para quienes han tenido que abandonar sus viviendas por  inundación o derrumbe.

La Dirección General de Caminos informó sobre tres deslizamientos que ayer  afectaron rutas.

El primero ocurrió en el kilómetro 82.5 de la ruta RN-10 Chimaltenango.

El segundo fue en el kilómetro 224.9 de la ruta a Colomba, Quetzaltenango.

El tercer percance ocurrió en el kilómetro 204 de la ruta al Atlántico, en el ingreso a Quiriguá.

Durante la temporada de lluvia, la Conred han entregado 4.8 toneladas de asistencia humanitaria, con lo que se ha logrado brindar atención a  dos mil 523 personas en Alta Verapaz, Escuintla, Izabal, Petén y San Marcos.