Política

Jimmy Morales pide “dejar trabajar” a ministros

Las citaciones de funcionarios del Ejecutivo al Congreso son la causa de un nuevo enfrentamiento entre ambos organismos. El presidente Jimmy Morales  pidió a los jefes de bloques que “los dejen trabajar”.

Por Geovanni Contreras y Jessica Gramajo

El ministro de Educación Óscar Hugo Lopez ha sido citado al Congreso 67 veces; la ministra de Salud, Lucrecia Hernandez, una vez. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El ministro de Educación Óscar Hugo Lopez ha sido citado al Congreso 67 veces; la ministra de Salud, Lucrecia Hernandez, una vez. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Sin embargo, al señalar las constantes conminaciones a funcionarios por parte de diputados —so pena de prisión— el gobernante intentó no parecer confrontativo.

“No es de competencia ni de pulsos políticos de quién manda más, sino que Guatemala necesita la unidad que no ha tenido durante tantos años y que creemos que este momento es una oportunidad que posiblemente no se repita”, expresó en conferencia de prensa, después de reunirse con funcionarios del Ministerio de Finanzas.

Morales preguntó al jefe de esa cartera, Julio Héctor Estrada, cuántas citaciones había tenido hasta ayer, a lo que este respondió que 140.

“Mil 400 citaciones a los ministros y secretarios con un condicionamiento penal es inconstitucionalidad, y aprovecho para hacerle un llamado a la Corte de Constitucionalidad (CC), que está llamada a defender la Constitución por sobre todas las cosas”, afirmó el presidente.

“La supremacía constitucional es un principio que quien debe defenderlo en primera instancia es la CC. Un llamado para que también lo hagan”, enfatizó Morales.

Según el reporte de citaciones, del 14 de enero al 28 de julio  iban mil 260, y la cifra que el mandatario dio, de mil 400, abarcaba hasta ayer.

De entre las mil 260 llamadas, mil 144 son a funcionarios de ministerios y 116 de secretarías.

Al respecto, tres acciones han sido presentadas en la CC. Una por la Presidencia, que fue rechazada; otra, a título personal por un viceministro de Desarrollo Social; y la tercera, por el legislador oficialista Adim Maldonado.

En estas últimas inconstitucionalidades no se decretó la suspensión provisional de la norma, pero siguen su trámite.

Sin control

El presidente del Congreso, Mario Taracena, y el tercer secretario de ese organismo, Roberto Kestler, encargado de las comisiones, coincidieron en que no hay ningún registro de las citaciones que se hacen  ni de quiénes o por qué se solicitan.

Kestler explicó que para poder llevar un control de las citaciones habría que revisar todas las actas de las comisiones, aunque aclaró que esa tampoco sería una garantía, porque algunos presidentes de sala para convocar a un ministro o funcionario público deberían  contar con el aval del 50 por ciento más uno de los integrantes, requisito que muchos incumplen.

“Si la citación no se realiza de manera colegiada, no tiene validez porque se estaría haciendo a título personal, hecho que no está permitido en la ley; y si está utilizando el título de presidente de comisión sin el aval requerido, no sería válido”, detalló el congresista.

Descontrol

De acuerdo con Kestler, la Dirección Legislativa sería la encargada de llevar el control. Sin embargo, las autoridades de esa instancia indicaron que no realizan ese registro y endilgaron la responsabilidad a  la Tercera Secretaría, supuesta encargada  de las comisiones de trabajo.

“No hay estadísticas, no existe un control estricto de los funcionarios citados”, reconoció el tercer secretario.

Taracena también afirmó que el Congreso carece de registro, pero calificó de “ridículo” el dato de más de mil citaciones que señala el Ejecutivo.

Según el presidente del Congreso, el control de las citaciones se comenzará a llevar, pero no por contabilizarlas, sino porque la nueva Ley Orgánica de ese organismo  obliga a filmarlas a través del canal de televisión del Legislativo.

El congresista aseguró que hay muchos diputados que abusan de las citaciones, pero que no es por falta de registro, sino por los intereses o intenciones de los legisladores. “La Ley permite citar solo a los presidentes de comisiones y a los jefes de bancada, pero se ha dado la práctica de que cualquiera cita”, indicó.

A decir de Taracena, muchas citaciones “carecen de sentido; los citan hasta para solucionar problemas personales o de su localidad”.

Una de las citaciones más polémicas fue  la hecha a la gobernadora de Alta Verapaz, Estela Ventura, en abril pasado. Los únicos que sabían de esa reunión eran los diputados de FCN-Nación y fue a puerta cerrada. La funcionaria salió llorando del lugar, por supuesto maltrato y discriminación.

En la reunión con jefes de bloques en la Casa Presidencial, también se discutieron el presupuesto para el 2017 y las reformas a la Ley Electoral.

Lo que dice la Ley

Según el artículo 4 de la Ley Orgánica del Organismo Legislativo, las únicas que pueden realizar citaciones son las comisiones de trabajo y los bloques

del Congreso, y los funcionarios y empleados públicos están obligados a acudir.

La normativa permite a los congresistas a formular cargos contra los funcionarios que incumplan las citaciones en más de tres oportunidades sin una razón justificada.

En abril, el Congreso aprobó una reforma al Código Penal en el que se castiga con tres años de cárcel a los ministros, funcionarios o personas individuales obligadas que no asistan a las citaciones de los legisladores.

Los funcionarios que son citados están obligados a declarar bajo juramento y deberán presentar por escrito la información que los congresistas les requieran.

Los particulares que sean citados al Congreso solo pueden ser cuestionados sobre asuntos relacionados con los negocios que tengan con el Estado.

La Ley Orgánica también permite a los funcionarios o particulares citados acudir con sus asesores, aunque estos no podrán intervenir de manera directa.

Los 5 más llamados

Ministros más solicitados hasta el 28 de julio.

  • Finanzas públicas

Julio Héctor Estrada Domínguez. Encargado de la formulación de las políticas y lineamientos financieros para el Ejecutivo y rector del diálogo para la formulación del proyecto de presupuesto del 2017. Ha sido citado 105 veces, y sus viceministros, 21.

  • Agricultura

Mario Méndez  Montenegro. Tiene a su cargo el nuevo programa de cupones por Q200 para la compra de insumos agrícolas para integrantes de 50 organizaciones y asociaciones campesinas e indígenas que serán las beneficiadas, en 310 municipios. Ese programa sustituye al de fertilizantes, y los cupones son válidos hasta el 31 de octubre. Ha sido citado  en 61 ocasiones para explicar el nuevo mecanismo y hacerle ver que el impacto sería poco efectivo.

  • Comunicaciones

Aldo García Morales. La mayor parte de ocasiones ha sido llamado para explicar la situación de la red vial del país y preguntarle qué acciones implementará frente al mal estado de las carreteras. Sus viceministros han sido citados 56 veces, y él, 81.

  • Salud Pública

Lucrecia Hernández Mack ha sido citada solo una vez, pero presentó una excusa y fue aceptada, aunque ya dialogó con los jefes de bloques. El anterior ministro, Alfonso Cabrera, fue llamado al Legislativo 77 veces, y sus viceministros, 70. Era interrogado por el desabastecimiento en la red hospitalaria.

  • Educación

Óscar Hugo López. De varios bloques y comisiones lo han llamado 67 veces para explicar diversidad de temas, desde  el proceso de  técnicos  en telesecundaria hasta el uso del préstamo de US$150 millones solicitado al Banco Interamericano de Desarrollo.